A la caza del cisne negro

353

Con los ojos bien abiertos y confiando en la intuición puedes encontrar una idea tan escasa como valiosa. ¿Has visto un cisne negro? Nassim Taleb, un matemático libanés, llama así a las situaciones que por improbables, ilógicas o imprevisibles desafían nuestros conocimientos. Así, un cisne negro puede ser una pepita de oro para un buen publicista, aunque pasaría totalmente inadvertido ante un profesional de los negocios.

Las personas nutrimos nuestros conocimientos basándonos en la observación. Sin embargo, este método resulta muy pobre, ya que lo que determina realmente nuestro futuro son las cosas improbables, las ilógicas e imprevisibles., llama a estas situaciones cisnes negros, ya que hasta el descubrimiento de Australia todo el mundo creía que los cisnes eran blancos.

Rastrear y atrapar

La definición de Taleb tiene mucho que ver con el oficio de la publicidad. Las personas de este oficio no solo anuncian, sino que se dedicar a rastrear cisnes negros y venderlos. Ideas que novedosas, que sería imposibles basándose en la observación.

Las ideas improbables, imposibles o ilógicas pueden ser las que mayor éxito traigan a la publicidad, no obstante es difícil diferenciar entre una buena idea y algo que se le parece.
La búsqueda de cisnes negros es una labor difícil, ya que nuestra mente no está preparada para resolver cosas sin saber qué es lo que tiene que resolver. En esto tiene mucho que ver la educación, basada en un modelo de aprendizaje lógico, empírico y analítico. Ken Robinson explica en su libro las personas nacen creativas, pero que nuestro sistema educativo va paulatinamente destruyendo esta capacidad. Albert Einstein sostenía que la imaginación es mucho más importante que el conocimiento y que la única cosa valiosa es nuestra intuición.

Venta de aves

La labor de cazar cisnes negros es difícil, pero más complicado aún es venderlos posteriormente. Los anunciantes andan demasiado enfrascados en observar y analizar la realidad que les muestran sus datos, tratando de no cometer errores, intentando alcanzar objetivos cuantitativos, y un cisne negro es un elemento perturbador.

Ciertamente se necesita mucha pericia para buscar cisnes negros, pero tampoco es tarea fácil el comprarlos. Saber distinguir entre un auténtico cisne negro y un cuervo. Comprar cisnes negros es verdaderamente difícil. Seguramente eso explica por qué los grandes éxitos en publicidad suelen producirse cuando existe una intervención muy directa de alguien, un director de marketing, con experiencia y peso en la compañía, capaz de saber lo que compra, y capaz de tranquilizar a los espantapájaros que tiene por encima y por debajo de él. Para hacer eso se necesita además mucho arrojo; comprar cisnes negros es considerablemente más peligroso que cazarlos.

Completamente ciego
El mundo de la publicidad puede ser uno de los pocos, o quizás el único en el que se observe la posibilidad de buscar y encontrar cisnes negros y sería interesante poder transmitir esta práctica a otras áreas.
El mundo de los negocios es totalmente ciego a prever nada que vaya más allá de lo obvio. Usa siempre los mismos modelos, negándose casi automáticamente a utilizar la imaginación o la creatividad.

El mundo de la publicidad está lleno de valiosos profesionales desaprovechados si sólo se dedican a hacer campañas y anuncios. Deberían estar pensando en productos, deberían estar pensando en empresas y en mercados, deberían intervenir en el mundo de la educación o en el sector de la restauración, deberían entrar en política y tener participación activa en nuestros Ayuntamientos y nuestros Ministerios, deberían ser útiles en el mundo de las finanzas, tan ciego a penetrar en nada que vaya más allá de lo obvio, deberíamos difundir y exportar nuestra rara habilidad.

Leyendo el libro de Nassim Taleb, se llega a la gratificante conclusión de que, más allá de la depresión y desconcierto en el que hoy vivimos, las personas que se dedican a la publicidad deberían sentirse muy orgullosos de trabajar en esta profesión, porque les brinda una excepcional visión del mundo, tan escasa como valiosa.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Marketing y Comunicación en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?

Artículo anteriorAlcampo y su comisión de seguimiento del Plan de Igualdad
Artículo siguientePilar Trucios ficha a Isabel Gil Llerena y Silvia Bajo Gálvez