Lo que aprendí en Singularity University: tecnología para mi bienestar

La innovación tecnológica nos alienta a potenciar nuestro bienestar para ser más productivos, y acercarnos a una versión más humana de nosotros mismos.

369
Singularity University

experiencia en Singularity University fue impactante, sorprendente y enriquecedora. Ya desde el nombre, Universidad de la Singularidad, marca lo diferente, disruptivo e inspirador que resulta pasar por sus aulas. El sentimiento es que algo ya nos hace mover y revisar preconceptos, ideas y creencias que teníamos por seguras. Mi paso por allí,  fue el disparador que me llevó a otro nivel en términos de bienestar y salud.

En una semana, tuve una inmersión en temas como inteligencia artificial, medicina exponencial e innovación disruptiva, con expositores que están creando esos conocimientos para el mundo. Pero el valor agregado, es que compartí esas vivencias junto a un grupo de compañeros circunstanciales.  Por su diversidad en el más amplio de los significados, fueron una experiencia de aprendizaje en sí misma…

Educarse para enfrentar los grandes retos es el objetivo de una universidad poco tradicional

Queda claro que Singularity University es una universidad no tradicional. Así la pensaron sus fundadores, Peter Diamandis y Ray Kurzweil, al crearla en 2008. Su misión es educar, inspirar, capacitar y empoderar a líderes mundiales en la utilización de tecnologías, para hacer frente a los grandes retos de la humanidad.

En Singularity University, vi el futuro desde un presente multicultural estimulante, un privilegio que jamás imaginé., En una universidad que tiene su sede en el Centro de Investigación Ames de la NASA, en el corazón de Sillicon Valley, California, sobre la costa oeste de Estados Unidos.

SU me abrió la mirada hacia la tecnología, e incentivó algo fundamental para avanzar: la curiosidad

El futuro empieza hoy

Me pregunté, qué hace una mujer que viene de las humanidades, como yo, en medio del lugar donde podemos visualizar la tecnología que nos impactará en el futuro. Es que no existe tecnología sin humanidad, somos las personas quienes mediamos la transversalidad de los procesos de transformación digital. En todo este tiempo, he sentido decantar los aprendizajes, y convertirme en “traductora” de esos conocimientos. Por eso, hoy puedo focalizarlos en 5 conceptos claves: aceleración tecnológica, cambio exponencial, disrupción, mente abierta y capacidad de adaptación a los cambios, todas características ligadas al liderazgo emergente. En SU comprendí que el futuro empieza hoy, y en ese contexto, la decisión clave es privilegiar nuestro bienestar, liderando ese proceso de cambio.

Soy psicóloga y coach ejecutiva y trabajo a nivel organizacional e individual en la transformación de procesos. Mi fortaleza es optimizar el potencial de las personas a través del uso de herramientas innovadoras. Singularity University me abrió la mirada hacia la tecnología, e incentivó algo fundamental para avanzar: la curiosidad por conectar mejor esas piezas de saberes extraordinarios que ya forman parte de mi know how y expertise.

Y así llegamos a la PNL y el biohacking

Esa avidez, me llevó hasta el Dr. Richard Bandler, uno de los creadores de la PNL – Programación Neuro-Lingüística. Ya de vuelta en Buenos Aires, invertí mi tiempoen un seminario sobre neurohacking y PNL actualizada. ,  Así incorporé un concepto fundamental (junto con muchos nuevos hábitos), que hoy ya no podría dejar de lado: el biohacking.

El biohacking es el uso de la ciencia y la tecnología para optimizar la salud y bienestar.

El biohacking es el uso de la ciencia y la tecnología para optimizar la salud y bienestar. Brinda poderosas herramientas del conocimiento humano que tienen gran impacto en el éxito y la velocidad de los cambios, en el ámbito de la psicoterapia. Si hablamos de cambios, hablamos de medición, hackear la bioindividualidad para medir los resultados, y focalizar los cambios en nuestro cuerpo y mente. Como comprenden, hablo de un nuevo mindset.

¿Cómo lo hacemos? Con biohacks, todos usamos alguno, aún sin saberlo. Por ejemplo, aprovechamos la luz del sol al amanecer y atardecer, que nos es tan necesaria para nuestros procesos vitales. O caminamos descalzos en el césped, en total conexión con la Tierra y su energía. Otros son más sofisticados, como el Oura Ring, un dispositivo en forma de anillo, popularizado por el gran Manu Ginóbili, que nos ayuda a mejorar el sueño. El Inner Balance, un sensor que funciona en conjunto con la app que se descarga en el móvil, para equilibrar la frecuencia cardiaca. O los lentes True Dark, que bloquean la luz azul que emite toda fuente de luz artificial, y que con el uso de múltiples pantallas a toda hora, afecta nuestros ciclos para despertar y dormir.

Tecnología y bienestar…al fin de cuentas

Unificando todos estos conocimientos desde mi visión holística, puedo usar a la tecnología como aliada en favor del bienestar de las personas. Puedo por lo tanto, ayudarlas a desaprender y re-aprender nuevas creencias y programas que permiten elevar nuestro potencial. Mi paso por Singularity University, uno de los principales clústeres de innovación del mundo, me ha puesto en una situación de privilegio. Ahora puedo ver claramente la apertura del mundo de la tecnología, con herramientas útiles para mejorar nuestro estilo de vida. Este es el momento para esa elección personal, que nos acerca a aprovechar todo nuestro potencial humano para estar bien. En definitiva de eso se trata la vida, de nuestro bienestar aquí y ahora.