Magdalena Valerio defiende ante el G-20 medidas para reducir la brecha de género

275

Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones,  ha intervenido en la sesión dedicada a igualdad de género del G-20 en Matsuyama (Japón). En su intervención, ha puesto en valor la labor desarrollada en esta materia en España.

La responsable de Trabajo ha insistido en el G-20 en la importancia de avanzar en igualdad de género para conseguir un mercado laboral más justo e inclusivo. “La sociedad española se ha movilizado, por su parte, a una escala sin precedentes en relación con la igualdad de género, reivindicando una sociedad libre de opresiones, de explotación y de violencias machistas. Las últimas celebraciones del 8 de marzo así lo atestiguan”.

Los países participantes se comprometen a seguir trabajando en los desafíos a los que ya se enfrentan como resultado, fundamentalmente, de la globalización.

“Mi país, ha explicado Magdalena Valerio, ha decidido centrarse en dos grupos de medidas que a nuestro juicio son prioritarias: la reducción de algunas de las brechas de género más significativas, la de salarios y pensiones, y la corresponsabilidad de mujeres y hombres en los cuidados y atención de la familia”. Todo ello contando con todos los actores, en particular con los interlocutores sociales, y teniendo muy presentes los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas y el Pilar Europeo de Derechos Sociales, ha señalado la ministra.

Trabajo de igual valor

Magdalena Valerio ha concretado en el G-20 que “para luchar contra la brecha salarial de género se ha clarificado la definición del concepto de trabajo de igual valor. Además, hemos previsto la obligación empresarial de llevar un registro salarial que incluya los valores medios de los salarios, desagregados por sexo, complementada, para empresas de más de 50 trabajadores, con la obligación empresarial de acreditar que las diferencias salariales superiores a un 25% entre trabajadores de distinto sexo no responden a motivos de género”. También ha mencionado el incremento en un 22,3% del Salario Mínimo Interprofesional de 2019, percibido mayoritariamente por mujeres.

Respecto a la brecha de género en pensiones, “hemos incrementado de forma más significativa las pensiones más bajas y las pensiones de viudedad, cuyas beneficiarias son mayoritariamente mujeres”, ha explicado.

En cuanto a las medidas dirigidas a establecer la corresponsabilidad de mujeres y hombres en los cuidados y atención de la familia, Valerio ha destacado en el G-20 que “se ha puesto en marcha la equiparación progresiva de los permisos por nacimiento y cuidado de los menores, que se alcanzará en 2021 con 16 semanas para cada miembro de la pareja. A partir de ahora, hablamos de permiso por nacimiento y cuidados, sustituyendo a la anterior expresión de maternidad/paternidad, porque un lenguaje inclusivo y no sexista también contribuye a la corresponsabilidad”.

El Gobierno de España ha implantado otras medidas, como establecer como obligatorios los planes de igualdad para las empresas de más de 50 personas trabajadoras. “Para facilitar la vida laboral y familiar hay que seguir profundizando en la racionalización de horarios, en la creación de más escuelas de 0 a 3 años y más atención profesionalizada para personas mayores y dependientes”, ha añadido la ministra.

Compromiso conjunto

La reunión de responsables de empleo y trabajo del G-20 ha concluido con una declaración conjunta en la que los ministros han puesto de manifiesto su voluntad de “garantizar la coherencia entre las políticas destinadas a un crecimiento económico fuerte, sostenible, equilibrado e inclusivo, vinculando “la inclusión social, el empleo pleno y productivo y el trabajo digno”. Para conseguirlo, los países participantes se comprometen a seguir trabajando en los desafíos a los que ya se enfrentan como resultado, fundamentalmente, de la globalización, la digitalización, los movimientos migratorios y las transiciones demográficas.