25 años de una España mejor

138

La Ministra de Igualdad Bibiana Aído presidió un acto emotivo en el que se recordó la lucha cotidiana de las mujeres por llegar hasta hoy en una sociedad para todos.

Con un vídeo se hizo un repaso por años intensos en temas tan dispares pero necesarios como el acceso de las mujeres a puestos de relevancia, las reivindicaciones sexuales o la violencia de género. Que España es el país europeo que más ha avanzado en 25 años fue algo que sobrevoló una noche con muchas protagonistas y pocos hombres.

Haciendo historia
El Instituto de la Mujer nació en 1983 y estos 25 años de andadura se celebraron en el Museo Reina Sofía, el lugar elegido para hacer memoria y trazarse nuevos objetivos con el lema “Tiempo de mujeres. Tiempo de libertad”. Junto a la Ministra de Igualdad estuvieron la secretaria general de Políticas de Igualdad, Isabel Martínez, y la directora general del Instituto, Rosa Mª Peris.

La ministra, que inauguró y clausuró el acto, dijo que lo que se celebra con este aniversario “es un hito en el desarrollo de los derechos constitucionales de la mujer”, así como en el movimiento organizativo de éstas, y ha indicado que con el festejo no sólo se celebra el pasado, sino también el futuro”. Pero agregó que es mucho lo que todavía nos queda por recorrer y que el trabajo del Instituto de la Mujer durante todos estos años tiene que servir de “inyección” para las acciones del futuro.

Aído tras repasar los avances de las mujeres durante los últimos 25 años dio fuerza a la al compromiso y al protagonismo que el Instituto tuvo, así como la reciente creación del Ministerio de Igualdad que preside.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Mª Teresa Fernández de la Vega, que no estuvo presente por problemas de agenda, participó con un vídeo en el que destacó que “somos un país que lidera las políticas de igualdad. Igualdad sin la que no existiría justicia social y sería imposible el progreso”. “Hay que seguir trabajando y yo, desde el Gobierno, voy a seguir impulsándolo”. Finalmente aseguró que “Vamos a seguir rompiendo techos de cristal”.

Mujeres que fueron parte
Mucha emoción a la hora de reconocer el trabajo de las que fueron directoras del Instituto de la Mujer en las diferentes etapas: Carlota Bustelo, la primera impulsora del Instituto que fue largamente aplaudida, Carmen Martínez Ten, Purificación Gutiérrez, Concepción Dancausa, Pilar Dávila, Carmen de Miguel y la actual Rosa Mª Peris. Todas recibieron un grabado conmemorativo entregado por la ministra de Igualdad, reconociendo la labor realizada en la lucha por los derechos de las mujeres.

Peris se refirió al esfuerzo cotidiano del equipo humano que conforma el Instituto de la Mujer. “Ellas y ellos son el corazón y el alma de la organización y a todas y todos les doy las gracias”. Hablaba no sólo del trabajo cotidiano sino del más estructural, en la pelea contra la discriminación y por el cambio de la vida de las españolas.

Otros nombres, otras mujeres
También estuvieron allí muchas mujeres han pasado y trabajado desde el Instituto de la Mujer en la lucha por la libertad y la igualdad de las mujeres.

Feministas y personalidades de la cultura, el deporte, la ciencia, la comunicación y el movimiento asociativo de las mujeres también estuvieron allí. Entre ellas Ana Mª Pérez del Campo, presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Leda Duelo, presidenta de la Federación de mujeres jóvenes, Concepción Llaguno, doctora en ciencias e investigadora, Ainoa Itziar, investigadora del centro Severo Ochoa, Carmen Sarmiento, periodista o Eva Nghi, atleta dos veces medallista olímpica en los últimos juegos paraolímpicos de Pekín 2008.

Ellas, y mujeres representantes de la política actual como Mª Emilia Casas, presidenta del Tribunal Constitucional, Inés Alberdi, presidenta de UNIFEM y Soledad Becerril, senadora por el PP y primera ministra de la democracia, han hablado como ejemplo del avance que las mujeres han alcanzado en los últimos tiempos y han reconocido que, a pesar de lo mucho conseguido, seguirán trabajando para continuar dando pasos hacia adelante.

El acto concluyó con la actuación de Concha Buika, que con su voz y un piano, puso alegría a una fiesta que las mujeres llevarán consigo, para continuar cada día la tarea de hacer mejor la vida de las españolas de hoy, y de las que vendrán.

Artículo anteriorLas horas de nunca acabar
Artículo siguienteNo te lo pierdas