24%: vergonzante brecha salarial entre hombres y mujeres

469

El pasado 22 de febrero se celebró el Día Europeo por la Igualdad Salarial y los datos no hacen más que decir que el tema sigue siendo vergonzoso. No avanzar, a esta altura, es retroceder. No hay por lo tantos motivos que festejar pues la desigualdad salarial sigue campeando a sus anchas en Europa. En España, las mujeres tienen que trabajar 79 días más que los hombres para recibir el mismo salario.

Los últimos datos del INE (Instituto Nacional de Estadística, apunta que la diferencia de salarios entre hombres y mujeres es del 23,93%: € 6.144, 72 euros hablando en dinero.

La UGT presentó el en 2015 el informe “Trabajar igual, cobrar igual”, en el que se analizan los datos aportados por el INE, Eurostat y la Encuesta de Población Activa en materia de igualdad salarial, España es el cuarto país de la Unión Europea con mayor brecha salarial, únicamente superado por Hungría, Alemania y Eslovaquia.

España es el cuarto país de la Unión Europea con mayor brecha salarial, únicamente superado por Hungría, Alemania y Eslovaquia.La explicación de la falta de avance, radicaría en la ausencia de políticas de igualdad y la falta de un seguimiento legal contra este tipo de discriminación según la central sindical.

A tiempo parcial, hasta un 33% de brecha

En los trabajos a tiempo parcial un 75,21% son ocupados por mujeres, el triple que los que ocupan los hombres. Una de cada cuatro trabajadoras desempeña su jornada en esta modalidad, recibiendo salarios que no superan los 11.000 euros anuales brutos. Con una brecha salarial del 33,7%, las diferencias de sueldo entre trabajadores y trabajadoras a tiempo parcial son alarmantes, siendo esta cifra la más alta de toda Europa.

Las mayores diferencias de salarios se producen en las ocupaciones que exigen menor cualificación, precisamente estos puestos son los más feminizados, como es el caso del sector servicios ocupado en un 80% por mujeres. Sin embargo, tener una alta formación tampoco mejora demasiado la situación: los puestos de mayor reconocimiento social y retribución están copados por varones. Cuando las mujeres a puestos de dirección persiste la brecha salarial: un 16% menos que sus colegas varones.

La exclusión femenina y la falta de conciencia

A pesar de las estadísticas no existe una conciencia que colabore en erradicar la brecha y lo más grave es que la discriminación implica una penalización económica y un desprestigio que aleja a las mujeres de los puestos de decisión y perpetúa el estereotipo de que su lugar sigue estando fundamentalmente vinculado a la familia y a lo doméstico.

Nieves García Huelmo, responsable del Área de la Mujer de la Federación Estatal de Servicios (FES) de UGT, afirma que en el ámbito empresarial “tienden a justificar de forma genérica la brecha salarial asociándola a la incorporación más tardía de la mujer al mundo laboral, lo que en muchos casos supone que conceptos como la antigüedad y otros pluses que antiguamente existían en los convenios no sean actualmente percibidos por las mujeres. Este argumento es común incluso en sectores tan feminizados como el de la limpieza, lo que evidencia su incoherencia. De hecho, el incremento progresivo de la desigualdad desmonta totalmente esta tesis”.

Los puestos de mayor reconocimiento social y retribución están copados por varones. Cuando las mujeres a puestos de dirección persiste la brecha salarial: un 16% menos que sus colegas varones.Estereotipos

García Huelmo destaca que más allá del terreno laboral, para lograr soluciones efectivas en materia de igualdad tienen que producirse cambios en el ámbito privado, familiar y social y en este sentido los estereotipos de género juegan un papel fundamental. “Nuestra sociedad tiene asentados ciertos estereotipos machistas que ligan a la mujer con el cuidado de los hijos y el hogar. A pesar de que estos roles se van rompiendo a medida que se visibiliza a la mujer en todo tipo de puestos aún no existe un pleno convencimiento de que las mujeres pueden acceder a todo tipo de empleos, y que a su vez el hombre tiene que aceptar la responsabilidad familiar en la misma medida que lo hace la mujer”.

Ausencia de corresponsabilidad e iniciativas de gobierno

La falta de corresponsabilidad en los trabajos domésticos y en los cuidados y crianza agravan la exclusión de la mujer que genera su expulsión y la imposibilidad de que se siga formando: “las consecuencias de que no exista una conciliación equitativa tiene importantes consecuencias a largo plazo como la reducción de la cotización, o el propio descuelgue del mercado laboral por parte de las mujeres, fomentándose así la dependencia del varón y la desprotección, por ejemplo, en casos de que exista una separación”.

Desde el gobierno, apunta “se podría hacer mucho más para acortar las desigualdades. La creación de un Ministerio dedicado exclusivamente a la Igualdad, hoy desaparecido, fue una gran iniciativa pero por desgracia gran parte de los compromisos con los que nació se terminaron incumpliendo. De hecho, una de las trabas está en la propia ley de igualdad al ser demasiado genérica”.

Desde el Instituto Andaluz de la Mujer y la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo, Elizabeth García, secretaria de Mujer de CCOO de Andalucía ha defendido como meta “exigir una corresponsabilidad a tres bandas -social, de la administración y de las empresas-, para acabar con la discriminación laboral que sufren las mujeres. Calificando estos tres ámbitos como un “triángulo indisociable. Hay que concienciar a la ciudadanía de la responsabilidad conjunta entre hombres y mujeres entorno a las responsabilidades familiares. Así como, impulsar un modelo educativo bajo los parámetros de la igualdad que descarte roles y estereotipos sexistas muy asentados en nuestra sociedad”.

García apunta a otro eje sensible en las empresas  y su concienciación: “Las empresas ven solo su vertiente económica y no repercusión económica y productiva que representaría: un mayor compromiso, el aumento de la reputación de la empresa, menor conflictividad y mayor satisfacción laboral deberían ser determinantes en la cuenta de resultados.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD?     

 

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

Artículo anteriorHilda Gómez se incorpora al proyecto IT Digital Media Group
Artículo siguienteGestión de la contabilidad on-line para autónomos