10 cosas que te diría con sólo mirarte

120

¿Dónde estamos y hacia dónde vamos? Me paso el día rondando los temas de diversidad, igualdad, sexismo y otros afines y por momentos entiendo que las mujeres prefieran cambiar de tema: como dice Uxio Malvido, la igualdad cansa.

Todos tienen algo que decir al respecto, se multiplican los foros y a la vez, la pelea cotidiana y la realidad de cada cual, hacen que muchas mujeres prefieran desertar a seguir peleando.

Como esta semana tuve más de un comentario de mujeres cansadas y lo que toca ahora es hacer propuestas asertivas para no morir en el intento…

Digo que:

  • Te prepares… Ponte al día, aprende cosas nuevas. No está reñido ser madre con ser blogger ni tener 50 con saber usar las herramientas de la web 2.0.
  • Revisa tu discurso, encuentra los fundamentos y comunica con claridad. Tenemos poco tiempo y saber qué decir y cómo hacerlo hará que nos comprendan con mayor facilidad.
  • Entrénate para la adversidad pero mantén la actitud positiva. Recuerda lo que decía Miguel Hernández: “Yo sé que ver y oír a un triste enfada”…
  • Sorpréndete a ti misma y a los demás haciendo algo que no esperan de ti. No te sientas esclava de tu “imagen”, a lo mejor es hora de reinventarte y ser verdaderamente fiel a ti misma.
  • No dejes que nadie decida por ti. Sé firme y persevera en lo que crees. No podrás reclamar a nadie más que a ti si no haces lo que te propones.
  • Elige tú misma hasta dónde quieres llegar y qué precio quieres pagar. No te defraudes si tienes clara la meta porque pasarás contigo el resto de la vida y esa será la que te construyas.
  • No te hagas invisible. Aunque te cueste esfuerzo piensa que debes luchar contra una cultura que lleva siglos ahí. Y hacerte visible es el comienzo.
  • No te aísles, cultiva lazos, redes… Encuéntrate con la gente que te pueda aportar cosas y pídeles consejos.
  • Transmite lo que aprendas y sé referente de otras mujeres. Recuerda que, como tú en algún momento, necesitan un espejo donde mirarse para no sentirse perdidas. Sé generosa, porque dando recibirás.
  • No digas que no tienes tiempo, sólo encuéntralo. El tiempo ya no es excusa.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Proyecto yo en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?

Artículo anteriorSaber para qué no vales ¡es una buena noticia!
Artículo siguienteUn dios salvaje