WIN: el espacio de las mujeres en el mundo de la tecnología

WIN: el espacio de las mujeres en el mundo de la tecnología

Women in Mobile es una iniciativa que tiene como objetivo aumentar la visibilidad de las mujeres en la tecnología. Para ello, suben a las mujeres al escenario y animan a los organizadores de eventos a tener una representación más equilibrada de mujeres y hombres en su agenda de oradores.

Contribuir a una mayor visibilidad y mejores entornos para que las mujeres construyan una carrera en una industria de tecnología móvil basada en el talento, la diversidad y la equidad. Este es el objetivo que inspira a las promotoras del Women in Mobile, que acaba de celebrar una nueva edición. Responden a las preguntas de MujereyCía Celia Díaz-Pardo y Vanessa Estorach, dos de las cuatro cofundadoras de Women in Mobile.

En 2015 tuvo lugar el primer Women in Mobile… ¿Qué disparó la idea y qué cambió en estos cuatro años?

“La alta demanda de perfiles digitales es una buena oportunidad para incorporar más talento femenino al sector de la tecnología”, Celia Díaz-Pardo.  

V.E.: Esta idea surgió después de tomar la iniciativa junto a Caroline Ragot, otra de las cofundadoras de WIM, de hacer varios encuentros con mujeres del sector de tecnología móvil, para estar entre iguales. Queríamos buscar alternativas al entorno casi totalmente de hombres que nos encontrábamos en los eventos de tecnología. Al principio nuestros encuentros eran internos, pero cada vez se iban sumando más mujeres. En aquel momento, pensamos que hacer un evento y, además, hacerlo durante la semana del MWC nos daría mucha visibilidad. Y si queremos cambiar la baja representación de mujeres en este sector, necesitábamos tener visibilidad entonces y ahora.

Durante estos años hemos construido la comunidad. Women in Mobile ya no es solo un evento, sino que es una comunidad de mujeres del sector mobile que quiere cambiar la situación, y en especial, su situación, en el sector tech.

Este año habéis vuelto a plantarle cara a la discriminación en el MWC. ¿Ha cambiado el número de speakers mujeres?

V.E. – En 2016, el MWC presentó  47 ponencias principales (keynotes), de las que solo 4 ponentes eran mujeres. Este año, de 37 keynotes, hay 7 mujeres, así que el porcentaje ha mejorado en este apartado; si contamos todo tipo de ponencias y charlas, las mujeres han ocupado el 24% de las plazas. Aunque si analizamos el tipo de cargos vemos que para los perfiles técnicos y de las áreas consideradas estratégicas siguen escogiéndose ponentes hombres. Pero incluso en campos tan nuevos como la Inteligencia Artificial, hay mujeres destacadas que serían ponentes perfectas.

En el #WIM18 el tema central fue “La personalización a través de la inteligencia artificial” ¿cuáles son las conclusiones?

V.E.: En cuanto a la temática, yo personalmente he aprendido mucho y veo más claro que la IA no sólo cambiará la manera en que vivimos sino también en la que trabajamos.

Esta temática también era un reto: es una tecnología relativamente nueva y hay menos profesionales especializados que en otros sectores. Encontrar ponentes no fue fácil, pero demostramos que también hay mujeres en tech y que podemos y debemos darles voz y visibilidad.

Premio Women in Mobile. ¿Cómo surgió y cuál es su objetivo?

CDP: La idea del Premio surgió al darnos cuenta de lo afortunadas que somos y del convencimiento que cuantas más seamos más grandes serán las oportunidades para todas. Creemos en generar redes y conexiones entre mujeres y entre iniciativas similares, y crear un premio nos pareció una forma sencilla y clara para demostrarlo.

El evento anual que organizamos durante el MWC es un momento especial de máxima visibilidad para la causa de las mujeres y queríamos aprovecharlo para dar a conocer y reconocer a otros proyectos que como nosotras trabajan para tener más mujeres, más visibles y más fuertes en los ámbitos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática (CTIM).

Este año ha obtenido el Premio Women in Mobile el proyecto AdaLab, que forma como programadoras a jóvenes mujeres desempleadas o en situaciones precarias y las acompaña en su inserción laboral. Valoramos mucho la oportunidad de establecer contacto con otros proyectos y colectivos a los que no nos dirigimos pero que forman parte de la solución: niñas, mujeres en desempleo, mujeres mayores, mentoras, formadoras, etc. Todas ellas son capaces de convertirse en modelo a seguir e inspiración para otras mujeres.

¿Qué factores son clave para impulsar la presencia y visibilidad de la mujer en este sector?

CDP: Educación en el sentido más amplio de la palabra y en todos los ámbitos (familia – entorno – escuela – universidad …), enseñando código, robótica, tecnología desde edades tempranas a niños y niñas. Educación igualitaria, que debe reflejarse también en el ámbito académico, en los y las profesoras a quienes admirar. Desmitificar la visión de la tecnología y en general los ámbitos CTIM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) como ámbitos masculinos, y afrontar que no atraen a las mujeres porque se diseñan y explican pensando en perfiles masculinos, o las expulsan por los entornos micro o macro discriminatorios. Dar reconocimiento a las mujeres de mérito, que son modelos a seguir, que inspiran a niñas y mujeres a elegir ciertas estudios o profesiones, a creerlos posibles para ellas.

“La Inteligencia Artificial no sólo cambiará la manera en que vivimos sino también en la que trabajamos”, Vanessa Estorach.

Y, en las empresas, por apostar por la diversidad que según muchos estudios llevaría a aumentar la creatividad, productividad y eficiencia de los equipos. La tecnología es hoy transversal y sin ella ya no se entiende el mundo. Formar e incorporar a más mujeres en este campo es indispensable, implantando sistemas de selección y promoción sin sesgo de género, y con igualdad salarial, para que no abandonen sus carreras por otras donde no se cuestiona por defecto su pertenencia o su validez. También se les debe dar a los hombres la oportunidad real de compartir la baja m/paternal, entre otros símbolos, y de no sentirse presionados a ser quienes tienen la autoridad, el mejor sueldo, y los cargos para ajustarse al estereotipo y ser más aceptados.

El acceso de la mujer al mercado tecnológico y móvil es aún minoritario. ¿Qué explicación hay a este desequilibrio?

CDP: El tecnológico es un sector técnico, y las disciplinas de este tipo se han asociado tradicionalmente con el rol masculino, por lo que la resistencia al cambio es mayor. A un nivel subliminal todavía existe el prejuicio de que las mujeres están menos dotadas para ciertas materias, pese a la evidencia de que obtienen las mismas o en general mejores calificaciones que los hombres. Es un caso de “profecía autocumplida”: si no se cambian estos estereotipos, la discriminación interiorizada en distintos ámbitos y niveles de poder irá eliminando mujeres durante su itinerario hacia el mercado tecnológico.

Se suman distintos factores: menor exposición de las niñas que los niños a la tecnología; falta de modelos femeninos a seguir; estereotipos que desmotivan desde la familia, la sociedad, el profesorado, a niñas y jóvenes de estudiar ciertas disciplinas; entornos que penalizan a las mujeres que se mueven en ámbitos tradicionalmente masculinos; presión del entorno hacia las mujeres superior al de otros sectores; …

¿Cuál debe ser el papel de las instituciones y gobierno para fomentarlo?

CDP: Las iniciativas impulsadas por las propias mujeres para promover el acceso de las mujeres a la tecnología indican que hay unas carencias causadas por factores de discriminación estructural que siguen sin solución estructural. Afrontar los cambios a este nivel debería ser una prioridad para las instituciones y los gobiernos. Empezando por replantear la educación, que es fundamental y donde todo comienza, porque los estereotipos se cimentan desde la infancia; hasta los grados universitarios, con una mirada de diversidad y eliminando los sesgos que causan la discriminación de las mujeres. Y siguiendo por tomar medidas efectivas para que se cumplan los principios y objetivos de igualdad que se programan en leyes pero que se hace poco para trasladar a la realidad.

Con las ayudas adecuadas, la alta demanda de perfiles digitales es una buena oportunidad para incorporar más talento femenino al sector de la tecnología.

¿Cuál es vuestro próximo desafío?

CDP: Internacionalizar nuestro modelo y seguir apostando por las mujeres del sector mobile, uno de los sectores más pujantes en la economía mundial actual, como factor de cambio hacia la diversidad y la igualdad. El objetivo sería establecer alianzas para escalar la iniciativa WiM a otras ciudades clave en el sector de la tecnología móvil.

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios