• A Quinta da Auga: naturaleza y relax para perderse y encontrarse

    A Quinta da Auga: naturaleza y relax para perderse y encontrarse

    Una escapada a Galicia puede tener más sentido si en el camino te encuentras con A Quinta da Auga, un oasis situado a las puertas de Santiago de Compostela. No en vano este exquisito hotel eco-natural ha ingresado en la selecta Relais & Châteaux.

    LEER MÁS
  • Día de la madre: relax en el Spa Elysium del Almenara Golf Resort

    Día de la madre: relax en el Spa Elysium del Almenara Golf Resort

    El hotel Almenara Golf Resort incorpora numerosas novedades en las instalaciones, servicios y la oferta de Elysium, su wellness centre y spa, y su oferta de 115 € es una oportunidad perfecta para una escapada en que mimarse durante el puente del día de la madre, ya que incluye noche en habitación doble, desayuno y acceso al Spa.

    LEER MÁS
  • No todo lo que hace bien es aburrido: ¡disfruta con salud!

    No todo lo que hace bien es aburrido: ¡disfruta con salud!

    A veces parece que todo lo que nos gusta o nos produce placer es de alguna forma malo para nuestra salud, y que las cosas que hacen bien son aburridas. Pero según expertos, esto no tiene por qué ser así. Aquí tienes algunos tips para cuidar nuestro cuerpo realizando actividades que nos otorgan una enorme sensación de bienestar y placer.

    LEER MÁS
  • El programa de seguridad de Nilda Garré

    El programa de seguridad de Nilda Garré

    El rol activo de los vecinos fue una de las claves que destacó la ministra de Seguridad, Nilda Garré, durante el I Encuentro de Mesas Barriales de la Capital. El alto nivel de adhesión que tiene el programa fue demostrado cuando la funcionaria recibió los testimonios de cada grupo: todos coincidieron en que una política pública que organice a la ciudadanía es central para diseñar soluciones concretas.

    LEER MÁS
  • Pon un coro en tu vida

    Dice el refranero español : “quien canta su mal espanta” y, tras experimentar que así es, lo tengo que contar...  Inundada de nerviosismo e ingenuidad más propia de un infante  de seis años que de una servidora, un buen día me presenté a una prueba de voz. ¡Me había apuntado a un coro! Iniciativa que venía yo rumiando desde hacía unos cuantos meses desde lo más profundo de mis entrañas. Que si sí. Que si no. Que a ver de dónde saco yo tiempo. Que si no sé cantar. Que para qué. Que mejor me quedo como estoy. Y por fin: ¿y por qué no?

    LEER MÁS