EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish

¿Es posible la maternidad asistida con los propios óvulos a los 40?

¿Es posible la maternidad asistida con los propios óvulos a los 40?

¿Ser madre a los 40 con óvulos propios? Existe un programa exclusivo que ofrece a la mujer la posibilidad inicial de intentarlo.

Ser madre a los 40 no es hoy una circunstancia excepcional. Al contrario, los cambios sociales derivados de la incorporación de la mujer al mercado laboral, han convertido lo que era una posibilidad en tendencia. La mujer de este milenio cambia de trabajo, cambia de pareja y diseña su propia vida. Por este motivo, la maternidad, que es rechazada en la veintena e incluso en la treintena, cuando todo es inestable, se convierte en un deseo cuando llegan los 40.

Hoy en día es posible ser madre de forma natural a los 40 pero con muchas menos posibilidades y con más riesgos.

Hoy en día es posible ser madre de forma natural a los 40 pero con muchas menos posibilidades y con más riesgos. Fulvia Mancini, ginecóloga experta en fertilidad advierte: “A partir de los 35 años comienza a disminuir la producción de óvulos. Los óvulos de una mujer mayor tienen anomalías en su carga genética y son metabólicamente poco potentes, así que a una mujer mayor le cuesta más quedarse embarazada y tiene más probabilidades de abortar porque sus óvulos no son de buena calidad. La calidad ovocitaria disminuye exponencialmente a partir de los 38 años.”

Tratamientos de fertilidad como opción

Cuando una mujer acude a un centro de la Seguridad Social explicando que quiere ser madre y no lo consigue, se la deriva a un tratamiento de fertilidad mediante óvulos ajenos. Ahora, el sector privado está tratando de revertir esta tendencia dando la oportunidad de intentarlo primero con sus propios óvulos.

Maternidad con los propios óvulos: el derecho a intentarlo

La opción de intentarlo primero con los propios óvulos supone para la mujer despejar una gran incertidumbre. En la Clínica EVA, por ejemplo, si no se consigue el embarazo con los propios óvulos, existe la posibilidad de  redirigir todo el proceso en función de los resultados, siempre dándoles a los pacientes la opción de elegir por donde continuar en todo momento y sin incrementa el coste del tratamiento. De esta manera, explica la terapeuta Victoria Martínez:  “el problema de la infertilidad se afronta con optimismo y se valora como un reto por el que se puede luchar, buscando alternativas y emprendiendo un nuevo camino, sopesando las distintas posibilidades que pueden ayudar a encontrar una solución.”

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios

Notas relacionadas