EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish

Ana Botín, empresaria del año 2017

Ana Botín, empresaria del año 2017

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, recibe la Medalla de Honor de Foment del Treball como Empresaria del Año 2017.

Ana Botín ha recibido en Barcelona la Medalla de Honor de Foment del Treball como Empresaria del Año 2017. Foment es la patronal más antigua de Europa y agrupa a los empresarios catalanes.

La presidenta de Banco Santander pronunció un discurso en el que agradeció esta importantísima distinción por parte del empresariado de Cataluña y ha explicó cómo, para Santander, “la innovación, constante, con rigor y medición, debe estar presente en los productos que ofrecemos en la manera en que nos organizamos, en cómo contactamos y nos posicionamos para tener múltiples touch points, en el mundo físico y en el virtual con nuestros clientes y poder ofrecerles una experiencia única que, para nosotros, debe ser sencilla, personal y justa”.

“Cuando me preguntan cómo veo el Banco Santander en el futuro, siempre digo que me gustaría que fuera visto como un banco responsable”

“En Santander buscamos personas con valores que sepan conectar con los demás, con empatía para entender a los clientes y a nuestros empleados. Sin miedo al cambio, que sepan afrontar los fracasos y convertirlos en oportunidades, con creatividad, visión de futuro y habilidades técnicas para sacar el mejor partido a las nuevas tecnologías”, prosiguió en su discurso Botín.

Atraer y retener el talento

Además, Botín habló de “la necesidad de las empresas para atraer el talento. Así, un proyecto que valga la pena, atraer y retener el talento y una cultura de empresa o de país distinta con valores propios, además de una estrategia clara basada en tus ventajas competitivas” e incidió en que “la innovación, constante, con rigor y medición, debe estar presente en los productos que ofrecemos en la manera en que nos organizamos, en cómo contactamos y nos posicionamos para tener múltiples touch points, en el mundo físico y en el virtual con nuestros clientes y poder ofrecerles una experiencia única que, para nosotros, debe ser sencilla, personal y justa”.

Asimismo, subrayó: “cuando me preguntan cómo veo el Banco Santander en el futuro, siempre digo que me gustaría que fuera visto como un banco responsable. Con su equipo y sus clientes, con los accionistas y la sociedad en general. Un banco confiable y seguro, que haga las cosas de una manera sencilla, personal y justa hacia todos, para contribuir al progreso de personas y empresas”.

 

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios