EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish

Carolina Tulián: ´Las mujeres buscan crecer y proyectan sus carreras con equilibrio´

Carolina Tulián: ´Las mujeres buscan crecer y proyectan sus carreras con equilibrio´

La mujer, con la famosa multifunción, está involucrada en diferentes roles y entonces se hace más necesario tener un objetivo de carrera claro. Porque si yo sé hacia dónde voy, mi energía va hacia ese lugar, no me disperso y sé profesionalmente la ruta que quiero seguir. Sabiéndolo, tengo caminos allanados, es más fácil poder al menos acercarse al objetivo. Y esto permite administrar los tiempo para los otros roles”, explica Carolina Tulián, psicóloga, formada en la UBA, y que trabaja como parte del equipo de la Consultora de Cristina Mejías. Con 32 años, lidera el área de Outplacement.

La mujer, con la famosa multifunción, está involucrada en diferentes roles y entonces se hace más necesario tener un objetivo de carrera claro. Porque si yo sé hacia dónde voy, mi energía va hacia ese lugar, no me disperso y sé profesionalmente la ruta que quiero seguir. Sabiéndolo, tengo caminos allanados, es más fácil poder al menos acercarse al objetivo. Y esto permite administrar los tiempo para los otros roles”, explica Carolina Tulián, psicóloga, formada en la UBA, y que trabaja como parte del equipo de la Consultora de Cristina Mejías. Con 32 años, lidera el área de Outplacement.

Por Vanina Pasik

Mejías usa en uno de sus libros la metáfora del flotador y el navegante. El flotador depende de dónde va la marea, se va a México porque se lo pidieron, vuelve, lo pasan a un área, lo desvinculan, después lo toman en otro lado. El navegante tiene el timón y dice “quiero” ir para este lado. Y tomo la decisión activa y me pongo un objetivo de carrera claro, y voy hacia allá”, continúa Tulián.

Por suerte hoy los hombres también se plantean cómo disfrutar de su vida profesional y a la vez de su vida privada.  El objetivo marca un rumbo, ¿no?
Nosotros trabajamos siempre en tres planos: en lo inmediato, en el mediano y largo plazo. Quizá en mi proyecto, la variables no están asociadas a que sea en lo inmediato, quizás sea a mediano plazo. Pero yo puedo tomar pequeñas acciones que me vayan acercando a ese mediano plazo y no que sea de un día para el otro. Y por supuesto que en ese recorrido, la vida en sí misma hace que sea dinámico, que sea flexible.

¿Cómo definirías la situación actual de las mujeres a la hora de planificar sus carreras?
Las mujeres tienen muchas ganas de pensar estratégicamente su vida laboral. Que no sean acontecimientos dados en forma azarosa, porque una recibió propuestas, sino realmente toman una posición activa preguntándose qué quieren. Y en esto no hay diferencia de género: la mayor parte del día estamos en nuestros roles profesionales, entonces si lo puedo hacer felizmente, bienvenido sea. Buscamos trabajar en proyectos que nos interesen, que nos incentiven, que nos parezcan desafiantes. Y la mujer tiene mucha claridad en eso. No llegan a nuestro servicio de consultoría para cambiar de empleo o porque las desvincularon, sino que llegan con la necesidad de crecer, de ser promovidas, de equilibrar la vida privada con la profesional, con ganas de armar un proyecto independiente, saber si su perfil se ajusta al de entrepreneur…

¿Los hombres se preguntan también por cómo armonizan sus carreras con el momento en el que deciden ser padres?
A nosotras nos involucra el cuerpo y nos preguntamos cómo nos influye la licencia… Pero cómo los roles se están complementando, el hombre se cuestiona también que la paternidad le implica un cambio en la carrera. Me acuerdo la frase de un cliente que me dijo esta semana: “Hubo un año en que viajé tanto que me perdí ese año de mis chicos, no los vi crecer”.
Y por suerte hoy los hombres también se plantean cómo disfrutar de su vida profesional y a la vez de su vida privada.

Pero para la igualdad falta. Aunque ninguna empresa se plantea pagarle menos a una mujer, ¿por qué en la práctica esto se sigue dando?
No hay empresas que planteen que van a pagar distinto según si contratan a un hombre o a una mujer. Siempre, al momento de una búsqueda, hay una pauta remunerativa, y cierta flexibilidad más/menos que la empresa pueda tener, o no. Tendríamos que pensar si cuando vamos a negociar, nosotras mismas no estamos yendo tímidamente a hacerlas, como si hubiera una diferencia. Dudo mucho que la mujer cuando se sienta a negociar una remuneración piense en su género. Se piensa como profesional. Pero igualmente, no somos tan audaces al momento de negociar. Creo que es histórico, que tiene que ver con el rol de la mujer que ocupa desde hace muchas décadas.

La remuneración, es una negociación entre partes, implica llegar a un punto intermedio donde las dos partes se sientan cómodas. Ahí es donde las mujeres tenemos que entender que hay que negociar cual si fuera un cliente. ¿Cuáles son tus recomendaciones para el momento de la negociación?
Es importante plantearse cuál es la media del mercado, qué beneficios asociados pueden plantearse ante determinada propuesta, cómo está compuesto el aspecto remunerativo, cuáles son los beneficios y bonos asociados que aparecen en la remuneración total… Y por más que la propuesta sea muy buena, igual tengo que hacer mi investigación con mis contactos, con mi red. La remuneración, es una negociación entre partes, implica llegar a un punto intermedio donde las dos partes se sientan cómodas. Ahí es donde las mujeres tenemos que entender que hay que negociar cual si fuera un cliente.

¿Por qué son importantes las asociaciones de mujeres empresarias y profesionales?
Nosotros tenemos una alianza y estamos muy cerca de la Asociación de Empresarias Argentinas porque nadie puede negar que el rol de la mujer ya no se ve desde el lugar de la diferencia, porque las mujeres están tomando carrera y están ganando muchísimo terreno en muchos ámbitos y creo que son necesarias estas asociaciones que acompañen, que nos reúnan, que nos convoquen a reflexionar estos temas, que nos capaciten, que nos permitan interactuar con otras mujeres que viven situaciones similares, profesionales y cómo se alinean a situaciones de vida personal,  buscar el equilibrio es algo que estamos constantemente tratando de hacer.

Ping pong personal

  • Música: The Beatles, Divididos
  • Película: Magnolia, El gran Pez, ayer vi El cisne negro
  • Un libro: Hace poco leí El poder de la hora, me encantó y eso que no soy lectora de “autoayuda”
  • Una autora: Agatha Christie, la amo.
  • Tu plato favorito: El sushi, tengo una adicción
  • Un lugar del mundo al que volverías: El Machu Pichu, en Perú, Cuzco me enamoró
  • Un perfume: Carolina Herrera 212, ahora estoy usando otro porque lo usan mi suegra y mi mamá
  • Una frase: No tengo una… Aunque uso frases todo el tiempo.
  • Como te definirías: Muy responsable, a veces demasiado, familiera, de cuidar a los amigos y sensible

También te pueden interesar…

 

 

 

¿Ya has visitado Trabajo y Capital Humano en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?

 

 

 

 

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios

Notas relacionadas