EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish

Theresa May denuncia abuso contra la mujer en la vida pública y RRSS

Theresa May denuncia abuso contra la mujer en la vida pública y RRSS

Theresa May festeja el centenario aniversario del derecho al voto femenino.

Theresa May marca el centenario del voto femenino en el Reino Unido denunciando el abuso contra las mujeres en la vida pública y en las redes sociales. “Estamos ante una amenaza para la democracia”, ha declarado la primera ministra británica. “Todos tenemos que aceptar nuestra responsabilidad, a nivel personal, en el Gobierno y en los medios. Tenemos que mantener un debate genuino y pluralista en el futuro”.

El Reino Unido festeja estos días el aniversario de la Ley de Representación del Pueblo de 1918, que concedió parcialmente el derecho al voto a las mujeres (extendido al sufragio universal diez años más tarde). May ha rendido su particular homenaje a las sufragistas durante un acto en Manchester, en una inusual tregua en las negociaciones del Brexit que marcarán su agenda durante toda la semana.

“Aunque tenemos mucho que celebrar, me preocupa el tono que está adquiriendo la vida política”, ha declarado la ‘premier’, hostigada por algunos medios conservadores desde que arrancó el año. “A algunos les resulta difícil estar en desacuerdo sin denigrar los puntos de vista de sus oponentes”.

“Estamos ante una amenaza para la democracia”, ha declarado la primera ministra británica.

“La conducta más preocupante se está manifestando ‘online'”, ha advertido May. “Las plataformas digitales son lugares que pueden potenciar el derecho de expresión, pero también fomentar la intimidación y el abuso. Esto está echando por tierra la oportunidad que nos da la tecnología para fomentar la participación política y está teniendo un efecto perverso: el de cancelar la participación de aquellos que no están preparados para tolerar los abusos”.

Multas por ofensas ‘online’

May ha precisado que las mujeres, los homosexuales y las personas negras son los más expuestos en la vida pública a la intimidación. Según un estudio de Amnistía Internacional, la diputada laborista Diane Abbott (hija de inmigrantes jamaicanos y estrecha aliada de Jeremy Corbyn) recibió casi la mitad de los tuits ofensivos durante las últimas elecciones generales.

“Las plataformas digitales son lugares que pueden potenciar el derecho de expresión, pero también fomentar la intimidación y el abuso”.

La fallecida Jo Cox sufrió también una avalancha de mensajes intimidatorios antes de ser asesinada por el ultraderechista Thomas Mair en la campaña del referéndum de la Unión Europea. El ex fiscal general Dominic Grieve admitió recientemente haber recibido amenazas de muerte tras su sumarse a los diputados conservadores “rebeldes” que votaron contra el Gobierno durante la tramitación de la Ley del Brexit.

May ha anunciado su respaldo a un paquete de medidas recomendadas por el Comité de Estándares en la Vida Pública, incluida la publicación de un Código de Práctica de las Redes Sociales. El Gobierno británico estudia la posibilidad de requerir obligación de informes periódicos de “seguridad y transparencia” en Internet que deberían elaborar cada tres meses compañías como Facebook, Google o Twitter. May ha ordenado la revisión a fondo de las leyes para agravar las multas y penas por la “comunicación ofensiva online” y tipificar como delito “las ofensas e intimidaciones contra candidatos políticos”.

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios