Penélope Cruz visibiliza a los niños con leucemia en su primer documental

Penélope Cruz visibiliza a los niños con leucemia en su primer documental

‘Uno entre cien mil’ es el primer documental de la actriz Penélope Cruz que visibiliza a los niños con leucemia.

“La única ambición que tengo es que se conozca esta enfermedad”, así de contundente se muestra Penélope Cruz como directora de su primer documental. La actriz ‘ha vivido’ en las casas de las familias con niños enfermos de leucemia.

Según Penélope es el trabajo más íntimo que ha realizado y, esta vez, tras la cámara. ‘Uno entre cien miel’ es un documental que tiene como objetivo la sensibilización sobre la importancia de la investigación para acabar con la enfermedad y conseguir avanzar en la búsqueda de tratamientos efectivos para los 300 niños que cada año son diagnosticados de leucemia.

Viviendo en la intimidad de las familias

Un documental donde prima el realismo. Con un estilo muy sobrio e imágenes que expresan naturalidad y verdad, el documental se mete en la intimidad de las familias. También conversa con los médicos e investigadores que trabajan gracias a la ayuda de ONGs como Unoentrecienmil.

La única ambición que tengo es que se conozca esta enfermedad.

“Este documental es una de las cosas que más me han marcado en mi vida”, señala la directora. El proceso de grabación ha durado meses. Primero pasó horas con ellos sin rodar, conociéndoles. Y de ahí nació algo que, “es difícil de explicar. Una mezcla de amor, esperanza, cariño, futuro, realidad, crudeza, que amplía sin duda los límites del corazón”.

Penélope trabajó con el guión en la cabeza

Penélope quería llenarse de imágenes, de información y después decidir qué forma y cómo contar todas aquellas historias. Trabajó con el guión en la cabeza y fue alrededor de una mesa, sentada con algunos de los padres que le presentó al presidente de la ONG, José Carnero, donde encontró la clave: “mientras los padres hablan libremente de sus experiencias, de cómo supieron que sus hijos estaban enfermos, el espectador vería el día a día de los pequeños”.

Espectaculares Eva, Ángel, Álvaro, Alba, Mateo y Óscar. Porque ellos son pequeñísimos sabios que acumulan vida multiplicada en sus cortas existencias. Pero también valientes los médicos de oncología infantil de los hospitales de La Paz y el Niño Jesús de Madrid denunciando que los niños enfermos “no son rentables” para las farmacéuticas.

Fuente: teinteresa.es

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios