Paridad en la política de EE.UU: ¿En manos de las nuevas generaciones?

Las probabilidades de que el panorama político en Estados Unidos alcance la paridad de género dependen de la disposición que las nuevas generaciones de mujeres tengan para postularse como candidatas.

Las probabilidades de que el panorama político en Estados Unidos alcance la paridad de género dependen de la disposición que las nuevas generaciones de mujeres tengan para postularse como candidatas.

Las disparidades de género que se observan en las instituciones políticas de EE.UU no son consecuencia de la discriminación contra las candidatas femeninas: lo que ocurre es que las mujeres no se presentan como candidatas políticas en la misma proporción que los hombres.

“Los estudios afirman que las probabilidades de que el panorama político en EE.UU alcance la paridad de género dependen de la disposición que las nuevas generaciones de mujeres  tengan para postularse como candidatas”. Así lo demuestran diferentes investigaciones realizadas durante las últimas décadas, en las que se destaca que las mujeres que se presentan a cargos electivos tienen las mismas probabilidades que los hombres de ganar la candidatura.

Sin embargo, todo parece indicar que la generación de relevo femenina no goza de mucha inclinación hacia el liderazgo político, pues existe una considerable brecha de género en cuanto a la ambición política, la cual existe en los hombres, pero no en las mujeres.  

Esta afirmación, avalada por la encuesta realizada por GfK Custom Research LLC, a una muestra de 1.020 hombres y 1.097 mujeres, estudiantes universitarios, con edades comprendidas entre 18 y 25 años.

Las conclusiones del estudio, publicadas en el informe  titulado Girls just wanna not run, resultan preocupantes en lo que se refiere al futuro de la presencia femenina en los cargos electivos en EE.UU, tal y como lo refiere el artículo que antecede a esta entrega ¿Adonde van ellas en la política?.

Aún cuando en las décadas de los años 80 y 90 la presencia femenina en el panorama político estadounidense experimentaba incrementos sostenidos, presentó un estancamiento a partir de 2010, cuando se produjo la primera disminución neta en el porcentaje de mujeres en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos y en las  candidaturas a legislaturas estatales.

Durante  las elecciones de 2012 la representación femenina, aunque no sufrió disminuciones, sólo experimentó un leve incremento global de 2%, a pesar de que ese proceso comicial ofrecía mayores oportunidades electorales, debido a la redistribución de distritos.

Estos datos contrastan con los de otros países en los que la presencia de mujeres en cargos de poder político se incrementan cada vez más: un total de 90 naciones superan a EE.UU en la proporción de mujeres en la legislatura nacional.  

Y, aunque las características culturales y políticas de cada país influyen en la proporción femenina que ocupa puestos parlamentarios, más de medio centenar de países superan a la nación  norteamericana en este aspecto.

Muchos son los retos que le tocará enfrentar a la próxima generación de candidatas potenciales de EE.UU para poder alcanzar la igualdad de género en el terreno político.

Los estudios revelan que la limitación que existe en la cantidad de oportunidades electorales para las mujeres es producto de aspectos como la proporción femenina en aquellas profesiones que preceden a las carreras políticas.

Esto sugiere que, en la medida en que se abran nuevos escaños y se incremente la cantidad de mujeres en aquellos sectores profesionales que apuntan a la futura ocupación de cargos electivos, se experimentará un aumento en el número de candidatas.

Sin embargo, debido a que el proceso que antecede a la transformación de un individuo en candidato real difiere entre ambos sexos, en el informe se cuestiona el hecho de que mujeres y hombres igualmente calificados tengan la misma probabilidad de ascender, presentarse a un cargo electivo y resultar ganadores.

Autores: Jennifer L. Lawless, Profesora Adjunta de Administración Pública, American University y Richard L. Fox, Profesor de Ciencia Política, Loyola Marymount University

Traducción: Graciela Fondo Buyo – http://about.me/graciela.fondo.buyo

*Edición de Adriana Planas para la redacción de Mujeresycia.

También te pueden interesar…

 

¿Ya has visitado Igualdad de Género en nuestra ZONA SOCIEDAD?

 

 

 

 

 

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios