Ong´s: mujeres por mujeres y el poder del cambio en sus manos

Ong´s: mujeres por mujeres y el poder del cambio en sus manos

El 70% de las personas que trabajan en organizaciones de cooperación en España, son mujeres, pero lo hacen desde la base...y apenas un 30% las dirigen.

Desde hace algunos años, parte de mi trabajo es impartir talleres y conferencias sobre los temas en los que hoy puedo decir con tranquilidad, soy experta. Y por eso, cobro. Algo que durante muchísimos años abordé con incomodidad, es lo que me permite hoy participar “pro bono” en todas las iniciativas que trabajan con esfuerzo, y generalmente en silencio, por causas importantísimas. Especialmente, aquellas que están dirigidas a mujeres con menos, o a veces nulas, oportunidades.

Hay muchísimos proyectos cuyo destino es mejorar la vida de mujeres y una vez más, a la hora de los números, son las mujeres las que más se solidarizan con esa situación. Pero no sólo con causas que tienen a las mujeres como eje, también con inmigrantes, discapacitados, colectivos en riesgo de inclusión… por sólo nombrar algunas.

La mejor manera de que la diversidad se vea y la innovación se aplique, es invertir los roles. Que los hombres encuentren vital involucrarse en estas batallas. 

La pregunta es ¿hasta qué punto la perspectiva de género influye en las acciones o políticas solidarias, de ong´s o de iniciativas de cooperación? Los informes dicen que es un sector altamente feminizado, pero más en España que en cualquier país del mundo. Y otro dato que se repite, es que las mujeres, seguimos identificadas en roles de cuidado, comunitarios y sociales.

Me detengo en un dato importante: la ONU, habla de cómo las ONG han influido en el diseño del actual marco de políticas mundial sobre igualdad de género y empoderamiento de las mujeres. Y cómo han obligado a líderes nacionales e internacionales a rendir cuentas cuentas respecto a sus compromisos.

La democracia aúpa a las mujeres

Quienes conocen el sector, dicen que estas asociaciones, para pelear en el mercado, por fuerza mayor tienen que ser innovadoras. Y que esto, hace que haya mayor presencia femenina en sus órganos de gobierno. Controlar las bases entonces, determina que se “encumbre” a las mujeres en la dirección. Y la democracia en las instituciones, impulsa que el poder se reparta mejor. Es decir, que pase a manos de las mujeres que son en su gran mayoría las protagonistas en cuestión.

En el tercer sector, según datos de 2015, las juntas directivas de las asociaciones contaban con un 45% de mujeres. ¿Cuál es la explicación y por qué es tan diferente a lo que pasa con las empresas? Porque en las primeras, son las asambleas, donde hay mayoría de mujeres, las que votan.

Pasión, humildad y humanidad

Esta tarde, participaré gracias a la generosidad de una de sus patronas, Elena Garrigues, de una jornada que organiza la Fundación Nantik Lum. Están de aniversario y lo celebran hablando de emprendimiento y microfinanzas. Escuchando a Carmen Pérez, Directora General de la fundación -una de esas mujeres que pelean desde su posición, para que la iniciativa llegue a buen puerto- entiendo por qué la pasión y la humanidad, son los motores que más necesitamos.

¿Su objetivo? Incidir, fomentando el  emprendimiento, en la vida de muchas mujeres que no tienen un camino abierto. Eso, es lo que puede en muchos casos, abrir una ventana desde donde puedan llenarse los pulmones de posibilidades, que encuentren una perspectiva y la ayuda para lanzarse.

Aprovecharé para escuchar qué soluciones tienen los partidos políticos que estarán allí. Pero también a las empresas que apoyan las microfinanzas desde sus políticas de RSC: Hilario Albarracín (KPMG); Marc Simón, (Fundación La Caixa) y Lorenzo Cooklin (Fundación Mutua Madrileña).

En nuestro ranking Top 100 Mujeres Líderes  tenemos una categoría, la décima, que es “Tercer Sector”. Desde allí, destacamos los perfiles de mujeres que siguen cambiando la vida de personas -mujeres y hombres- con iniciativas punteras y desde todos los sectores. Son referentes y estupendas embajadoras de lo que una organización sin fines de lucro, puede lograr. Ellas tienen claro que en sus filas, son en su mayoría mujeres las que trabajan con pasión y entrega cada día.

Mi aspiración, también en esto, es que los números cambien.  La mejor manera de que la diversidad se vea y la innovación se aplique, es invertir los roles. Que los hombres encuentren vital involucrarse en estas batallas. Y que las mujeres hagan el camino desde la base a la dirección.

*Inscripción a la jornada>>>

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios