Mujeres ¡animaos a poner en marcha startups!

Mujeres ¡animaos a poner en marcha startups!

Penelope Trunk escribió en TechCrunch que dejaran ya de decirle a las mujeres que pusieran en marcha startups -Stop Telling Women To Do Startups- y es justo lo contrario que decide hacer Zach Holman. En este artículo traducido por Ellas 2.0, anima a las mujeres a hacerlo, explica las razones por las cuales sería algo positivo en sus vidas y descubre las falacias que hacen que se detengan.

Penelope Trunk escribió en TechCrunch que dejaran ya de decirle a las mujeres que pusieran en marcha startups -Stop Telling Women To Do Startups- y es justo lo contrario que decide hacer Zach Holman. En este artículo traducido por Ellas 2.0, anima a las mujeres a hacerlo, explica las razones por las cuales sería algo positivo en sus vidas y descubre las falacias que hacen que se detengan.



Las startups no tienen por qué absorberte

El artículo de Trunk plantea muchos argumentos que simplemente no están relacionados con el asunto de que más mujeres pongan en marcha proyectos de base tecnológica. Muchos de ellos son acusaciones contra las startups en general y las startups simplemente no tienen por qué funcionar de esa manera

“[Las mujeres] se quejan de la falta de trabajos con horarios flexibles y no veo a nadie en Techcrunch que mencione ese tema cuando se habla de mujeres” 

No pretendo sonar como un disco rallado, pero los horarios son gilipolleces. No necesitas cumplir un horario de 9 a 5 en una empresa. Ni siquiera trabajar 40 horas a la semana. Empresas como GitHub, Heroku, Square, Simple… aunque todavía somos minoría, hemos logrado cierto éxito sin trabajar 90 horas a la semana y haciendo que todo el mundo trabaje en un horario bastante arbitrario.

“Puedo decir que las tres veces que he estado en procesos de búsqueda de financiación para una startup, el asunto ha sido un infierno, así que deberíamos preguntarnos por qué alguien querría convencer a nadie de hacerlo”.

Nosotros estamos aquí para construir productos, cambiar el mundo y disfrutar. Si el dinero fuese nuestra principal motivación, nos habríamos dedicado a estudiar toda la jurisprudencia sobre el asbesto¡Si! ¡Efectivamente! Por eso mi propuesta es “las mujeres deberían poner en marcha startups” y no “las mujeres deberían poner en marcha startups y luego tratar de conseguir un montón de dinero”. Conseguir dinero de firmas de capital riesgo es importante para algunos proyectos, pero el número de empresas que necesitan rondas de financiación tan elevadas está cayendo en picado. Existen un montón de herramientas, tecnologías y metodologías abiertas y de muy bajo coste con decadas de inversión tras ellas. Es más fácil que nunca poner en marcha un negocio con tus propios recursos, las firmas de capital riesgo no tienen por qué suponer un límite para ninguna idea nunca más.

La falacia del hombre de paja
Me vais a perdonar, pero hay algunas declaraciones de locos en el artículo de Trunk: “Quien quiera que pusiera en marcha TED Women es patético. ¿Qué preferirías decir, que has hablado en TED o en TED Gueto?

Yo estaría encantado de hablar (y acudir) a TEDWomen. TED decidió que el tema mujer y tecnología era lo suficientemente importante como para poner en marcha una conferencia en torno al asunto y reflexionar sobre temas como la diversidad, visibilidad y quizás ayudar a contrarrestar los posts invitados en sitios como TechCrunch de gente con la mente muy cerrada. “La gente que trata de aportar soluciones se equivoca tanto como los que apuntan al problema”.

Consejo profesional: si alguna vez te encuentras con un argumento que es despectivo tanto con la sensibilización sobre el tema como con la búsqueda de soluciones, entonces algo falla en ese argumento.“Trata de hacer eso durante unos cuantos años y luego ve y dile a otras mujeres  que están ganando más que los hombres que conocen, o cuidando de sus hijos, que cambien su vida por un estilo de vida emprendedora”.

Éste es un argumento apropiado si todo el mundo basase sus intereses en el dinero. Las startups proporcionan sueldos dignos en comparación a otros sectores no tecnológicos, pero la gran mayoría de la gente en este sector lo hace porque adora y son auténticos apasionados de la tecnología más que por el dinero. Nosotros estamos aquí para construir productos, cambiar el mundo y disfrutar. Si el dinero fuese nuestra principal motivación, nos habríamos dedicado a estudiar toda la jurisprudencia sobre el asbesto.

Todo el mundo debería poner en marcha startups
Quiero que más personas, incluidas las mujeres,  estén expuestos a la idea de trabajar o poner en marcha una startup. Creo que es una de las mejores opciones profesionales del mundo. Más que en cualquier otros sector, somos capaces de trabajar resolviendo problemas muy interesantes, crear innovación, mantener horarios flexibles y lograr un positivo y gran impacto en muchas vidas minutos después de haber lanzado un producto.

Me preocupan esos chicos y chicas de instituto que no optan por este camino profesional porque se han visto influenciados por la idea de que los desarrollos tecnológicos son sólo para “frikis” chicos blancos de clase media o alta.

Es importante mostrar a todo el mundo, especialmente a las mujeres jóvenes que nuestra industria puede aportar muchas satisfacciones y es accesible para todos y todas.

si tenemos más mujeres en tecnología, mejoraremos nuestros productos, nuestros entornos de trabajo y en general todo el sectorDe verdad, las mujeres deberían poner en marcha startups
Creo que para determinadas mujeres, igual que para algunos hombres, trabajar en una startup puede resultar ser una experiencia muy positiva en sus vidas. Por eso deberíamos estar incentivando el asunto. Pero más allá de un buen gesto, lo hago por razones puramente egoístas: si tenemos más mujeres en tecnología, mejoraremos nuestros productos, nuestros entornos de trabajo y en general todo el sector. A día de hoy las startups en su mayoría, se plantean desde una perspectiva muy determinada (¡y muy masculina!).  Además de eso, es complicado encontrar talento en los últimos tiempos. Contrarar para el futuro significa que no podemos desperdiciar todo el talento que ambos sexos pueden proporcionar.

Gina Trapani dio una maravillosa conferencia en la CodeConf el años pasado sobre la importacia que tiene la comunidad en el software open source. Un aspecto que destacó fue la diversidad. Si sólo te rodeas de que gente similar a ti, terminarás dando con soluciones que le sirvan sólo a una minoría. Es difícil cambiar el mundo así. Teniendo en cuenta distintas visiones en tu proyecto o en tu empresa, serás capaz de ofrecer soluciones a un público mucho más amplio.

Creo que es muy perjudicial que una publicación del calibre y con la influencia de TechCrunch sugiera que no deberíamos animar a las mujeres a lanzar startups o a formar parte de este sector.

Todos deberíamos estar haciéndolo.

 

Fuente: www.ellas2.org

Sobre el autor: Zach Holman trabaja en GitHub. Cuando no trabaja, bloggea, disfruta con el open source y rueda screencasts. Se hizo famoso cuando construyó Facelette.  Zach ha estado trabajando en  Good-Tutorials desde 2002, produciendo decenas de miles de tutoriales tecnológicos. Good-Tutorials ha sido presentado en la BBC, SkyNews, TechTV (ahora G4), PC World, y otros tantos medios de comunicación importantes. Síguele en Twitter @holman.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Empresas/Familiares/Pymes en nuestra ZONA EMPRESAS?

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios