Mercedes Wullich:’Hace falta la cuota porque la imparcialidad está coja’

Mercedes Wullich:’Hace falta la cuota porque la imparcialidad está coja’

´El mundo ha llegado a la crisis de la mano de una gestión principalmente masculina. Hay que integrar las voces de las mujeres a las agendas estratégicas del país´. Son palabras de Mercedes Wullich, que sumó su voz a la de Nuria Vilanova, Carmen Posadas y Loreto Gutiérrez, en la mesa Talento femenino, valores que transforman que coordinó Alberto Artero, Director General de El confidencial. Fue dentro del XII CongresoTalento Senior, valores que transforman, organizado por  la Fundación Más Humano.

´El mundo ha llegado a la crisis de la mano de una gestión principalmente masculina. Hay que integrar las voces de las mujeres a las agendas estratégicas del país´. Son palabras de Mercedes Wullich, que sumó su voz a la de Nuria Vilanova, Carmen Posadas y Loreto Gutiérrez, en la mesa Talento femenino, valores que transforman que coordinó Alberto Artero, Director General de El confidencial. Fue dentro del XII CongresoTalento Senior, valores que transforman, organizado por  la Fundación Más Humano.

En una mesa activa en la que se escucharon las diferentes experiencias de sus protagonistas y que Alberto Artero, (El confidencial) moderó con maestría, Wullich, directora de Mujeres&Cia , resaltó la necesidad de que las mujeres se conviertan en copartícipes  del cambio hacia una sociedad más paritaria a través de un discurso transformador: “Si tenemos sueños, tenemos que enfocarnos. Nos merecemos estar donde queremos y debemos trabajar para ello”.

Consideró que aunque España ha avanzando en materia de  género, ante la crisis podría existir el riesgo de retroceder, por lo que aconseja a las mujeres estar atentas para lograr los cambios que se requieren y para no perder el terreno ganado hasta el momento.

"La cuota es necesaria, porque aunque se piensa que se cuenta con imparcialidad para elegir entre mujeres y hombres esa imparcialidad 
está coja"
Recordó que el mundo ha llegado a la crisis de la mano de una gestión principalmente masculina, por lo que insistió en la necesidad de que las mujeres comiencen a integrar sus voces a las agendas estratégicas y a los temas  fundamentales para el país. 

Mercedes, que se manifestó completamente a favor de la cuota establecida para la paridad de género en los consejos directivos de las empresas, cree que la cuota es necesaria, porque aunque se piensa que se cuenta con imparcialidad para elegir entre mujeres y hombres esa imparcialidad está coja.  

Por su parte, Carmen Posadas, escritora, manifestó que una de las cosas más importantes por las cuales deben luchar las mujeres españolas es por  la conciliación entre sus roles de madre y de mujer trabajadora. 

En su opinión, el  hecho de que la jornada vespertina de trabajo comience a la hora en la que culmina la jornada laboral en el resto del mundo (17:00 horas),  es una circunstancia terrible para la mujer, pues coarta sus posibilidades de conciliar el trabajo con su rol de madre.

Reconoció que los hombres han hecho un esfuerzo considerable por cambiar su actitud tradicional integrándose a las labores del hogar y al cuidado de los hijos. Sin embargo, aún existe un machismo residual cuya erradicación se hace difícil, especialmente porque muchas mujeres contribuyen a reforzar la conducta machista, por ello, piensa que se debe trabajar para eliminarlo.

Carmen, consciente de que en materia de igualdad a las mujeres les queda mucho por recorrer, recomendó a todas dejar a un lado  la actitud pasiva y asumir la responsabilidad de allanar los obstáculos que les impone la sociedad, en lugar de pensar que son  víctimas de los mismos.

Nuria Vilanova, presidenta de Inforpress, destacó que hoy en día los líderes tienen la necesidad de estar abiertos al cambio para gestionar de forma diferente, y que eso ofrece una ventaja a las mujeres para crear nuevos modelos de gestión.

Cree que las mujeres, a diferencia de los hombres, se preocupan mucho más por obtener logros  que por vender su imagen, lo que supone una ventaja en la actualidad, cuando para las empresas es de vital importancia la consecución de resultados.

La experiencia vital de la familia que poseen las mujeres también puede repercutir positivamente en la gestión de los equipos de trabajo: se trata del hecho de educar a los hijos para que aprendan a sobrevivir por sí mismos.

Explicó que en las empresas tradicionalmente las personas ascendieron haciéndose cada vez más imprescindibles, pero hoy en día lo que se requiere es contar con equipos de trabajo más autosuficientes.  

Loreto Gutiérrez Hurtado, Teniente Coronel del Cuerpo de Ingenieros del Ejército del Aire, consideró que en la actualidad, se ha conseguido la integración total de la mujer en todos los puestos de los cuerpos del ejército.

Para ella, liderar equipos de hombres siendo mujer no es un problema, pues representa una figura de mando, de la misma forma que puede hacerlo un hombre.

Loreto destacó que la mujer tiene mucho que aportar al ejército: las mujeres son diferentes a los hombres y esas diferencias resultan beneficiosas para el equipo de  trabajo.  “Ellas suelen ejercer un liderazgo más cercano, con mayor empatía; son más observadoras y detallistas; en definitiva, aportan la diversidad, que es lo que enriquece”, concluyó.  

Mercedes Wullich, Carmen Posadas, Alberto Artero, Loreto Gutiérrez Hurtado y Nuria Vilanova, Liderazgo femenino a debate en el Congreso de la Fundación Más Humano.

*Por Adriana Planas para la redacción de Mujeres&cia.

 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Directivas y Empresarias en nuestra ZONA MUJERES?    

 

 

 

 

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios