¿Machismo en las redacciones?

¿Machismo en las redacciones?

Natalie Nourgayrède y Jill Abramson eran, hasta la semana pasada, las directoras de dos de los periódicos más importantes del mundo, Le Monde y The New York Times respectivamente. También fueron las primeras mujeres en ocupar tal puesto en sus redacciones y, sin saberlo, anunciaron que su  abandono del cargo el mismo día...

Natalie Nourgayrède y Jill Abramson eran, hasta la semana pasada, las directoras de dos de los periódicos más importantes del mundo, Le Monde y The New York Times respectivamente. También fueron las primeras mujeres en ocupar tal puesto en sus redacciones y, sin saberlo, anunciaron que su  abandono del cargo el mismo día -por motivos diferentes-, provocando una cascada de artículos sobre sus motivaciones y poniendo el foco mediático sobre las estructuras machistas que persisten en la alta dirección y, en concreto, en las redacciones de medios de comunicación.

En España los directores de los principales periódicos son hombres, las mujeres apenas han llegado a la dirección de unos pocos medios, la mayoría de perfil femenino. En mayor o menor medida este esquema se repite en el resto de sectores y también en el resto del mundo. Por ello, tanto la llegada de Nourgayrède hace quince meses a Le Monde como el nombramiento de Abramson al frente de The New York Times en 2011 supuso un soplo de aire fresco y la muestra del avance de las mujeres en la sociedad. Ambas, referentes de toda una generación de nuevas periodistas pusieron punto y final a su particular aventura como ‘primeras’ al frente de su redacción.

Bajo la dimisión de Nourgayrède y el despido de Abramson la mayoría de medios apuntan más cosas en común: un componente claramente machista Bajo la dimisión de Nourgayrède y el despido de Abramson la mayoría de medios apuntan más cosas en común: un componente claramente machista. En el caso de la primera directora de Le Monde el conflicto entre la redacción y la dirección del medio se mantenía desde hace tiempo, tras la intención de potenciar la sección digital del diario en detrimento de la de papel. Este enfrentamiento cristalizó en las últimas semanas con la dimisión de diez redactores jefe del diario, tras los que Nourgayrède provocó la salida de sus dos adjuntos y trató de formar otro equipo. La responsable de Le Monde no lo consiguió y el divorcio estaba consumado,  a la par que la base de su dimisión.

"La voluntad de ciertos miembros de Le Monde de reducir drásticamente las prerrogativas de la directora del diario es para mí incompatible con la misión y conduciría de forma profunda y duradera a debilitar la función", escribió Nourgayrède en un correo electrónico enviado a todos los trabajadores del grupo.

La desigualdad salarial podría ser la causa del despido de Abramson

En el caso de Abramson la discriminación por ser mujer tiene una traducción más visible y, sobre todo, contable. La mayoría de medios señalan la desigualdad salarial con sus antecesores masculinos como detonante de sustitución por Dean Baquet.  Ya que en la actualidad, el diario que ha dirigido Abramson durante algo menos de tres años recoge triunfos económicos y galardones periodísticos por su labor.

Según cuenta The New Yorker la ya exdirectora se habría quejado unos días antes de que cobraba menos que su antecesor en el puesto. No era la primera vez, ya lo hizo en 2011 y llegaron a subirle el sueldo hasta dos veces, según The New Yorker, aunque nunca llegó a los 408.000 de su antecesor. No era la primera vez que su sueldo era menor que el de un hombre en su mismo puesto: sufrió la misma situación durante su época de corresponsal en Washington. En cualquier caso, ni Abramson ni los responsables del periódico han querido concretar la causa del despido.

En ambos casos, lo que sí que coincide es la dificultad de las mujeres de ponerse al frente y, una vez conseguido, mantener esa posición sin que surjan ataques o comentarios sobre su personalidad o carácter con tintes claramente machistas cuando los rasgos del liderazgo que se aplauden en los hombres son percibidos con recelo e incluso rechazo si provienen de una mujer que está al mando.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD?

 

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios