Los bajos salarios y la falta de conciliación retrasan la maternidad

Los bajos salarios y la falta de conciliación retrasan la maternidad

El 88% de las mujeres menores de 30 años aún no han sido madres, según la Encuesta sobre Fecundidad del INE.

Las dificultades para conciliar la vida familiar y laboral y los problemas económicos por los bajos salarios hacen que las españolas retrasen su maternidad. Y lo hacen en una media de 5,2 años respecto a la edad en la que tenían previsto tener su primer hijo y tengan menos de los deseados.

Son algunas de las conclusiones de la Encuesta de Fecundidad que el Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondiente a 2018, que no se elaboraba desde 1999, y que, por primera vez, incluye la opinión de los hombres.

Las dificultades para conciliar la vida familiar y laboral y los problemas económicos por los bajos salarios hacen que las españolas retrasen su maternidad.

El 88% de las mujeres y el 95% de los hombres menores de 30 años aún no han tenido hijos. El porcentaje se mantiene por encima del 50% entre las mujeres de entre 30 y 34 años.

El 42% de las mujeres entre 18 y 55 años reconoce que tuvo a su primer hijo más tarde lo que ella misma hubiese deseado.

En su radiografía de la fecundidad en España, concluye el INE que las medidas de conciliación familiar y el horario son lo que más valoran las mujeres con hijos de un puesto de trabajo, que a medida que aumenta el nivel educativo se retrasa la maternidad, que las que trabajan tienen menos hijos que las inactivas y que las extranjeras tienen más que las españolas, cuya tasa de fecundidad es de 1,3 hijos por mujer.

Sube la edad de maternidad

Así, casi ocho de cada 10 mujeres de 25 a 29 años (el 79,2%) aún no ha tenido hijos, un porcentaje que se eleva al 88,1% para todas las mujeres de entre 18 y 30 años. Por su parte, más de la mitad de las mujeres de 30 a 34 años (el 52,0%) no ha tenido aún hijos. El porcentaje de mujeres que aún no ha sido madre se reduce al 27,8% en las que tienen de 35 a 39 años y al 19,0% en las de 40 años y más.

En el caso de los hombres, el 95,1% de los varones menores de 30 años aún no ha sido padre mientras que el porcentaje de hombres que tienen solo un hijo se sitúa en torno al 20%, tanto para los de 30 a 34 años como para los de 40 años y más, y alcanza su máximo (24,4%) para los de 35 a 39 años.

Conforme aumenta el nivel educativo se retrasa la edad a la maternidad. Y las mujeres con menor nivel de estudios tienen más hijos.

Como ocurre con las mujeres, la mayoría de los hombres menores de 40 años tienen un hijo o ninguno. Por su parte, el número de hombres que tienen dos y más hijos aumenta con la edad, situándose en el 54,3% en los hombres de 45 y más años.

Maternidad y nivel de estudios

Hay dos conclusiones claras sobre la maternidad y el nivel de estudios: conforme aumenta el nivel educativo se retrasa la edad a la maternidad. Y las mujeres con menor nivel de estudios tienen más hijos.

No obstante, las diferencias en cuanto al número de hijos no son excesivas. Nos fijamos en la generación de mujeres que ya ha completado su periodo fértil, entre los 45 y 49 años. Las mujeres que completaron estudios superiores tienen un promedio de 1,50 hijos; las que completaron estudios de segunda etapa de secundaria tuvieron 1,58 hijos, y las que alcanzaron la primera etapa de secundaria o inferior tuvieron 1,63 hijos de media.

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios