EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish

La cerveza sin alcohol cumple cuarenta años de historia en España

La cerveza sin alcohol cumple cuarenta años de historia en España

Ambar lanzó la primera cerveza Sin en el verano de 1976. Hoy, España es el país de Europa que más cerveza sin alcohol consume

Cervezas Ambar ha celebrado los 40 años de la creación de la primera cerveza sin alcohol de España, “Ambar Sin” reuniendo a los dos maestros cerveceros responsables de las mayores innovaciones en el campo de la cerveza sin alcohol en España para repasar los hitos de una categoría de mercado que no ha dejado crecer hasta alcanzar un 14%* del total de cervezas que se consumen en nuestro país.

Juan Antonio Corchón comenzaba en 1974 a investigar, con la ayuda del profesor cervecero belga Charles A. Masscheleine cómo conseguir una cerveza sin alcohol inexistente en el mercado español, pero que comenzaba a asomar tímidamente en algunos países de Europa. Tras más de año y medio de pruebas, en 1976 veía la luz Ambar Sin, una cerveza con menos de un 1% de volumen alcohólico elaborada fermentando los azúcares más simples del mosto cervecero.

El consumidor de 0,0 ya no solo la toma cuando no puede beber la versión con alcohol, sino que la escoge porque encuentra una opción más saludable y acorde con su estilo de vida

Corchón recuerda como este producto respondía a una demanda de la comunidad médica de Zaragoza: “Hablé con algunos médicos a los que preocupaba entonces una tasa de alcoholismo un tanto elevada”.  De esta manera nacía un “refresco más adulto” que comenzaba a servirse con timidez detrás de las barras.

La exigencia de los Países Árabes ; la primera 0,0

La Sin de Ambar pronto encontró un hueco en el mercado, siendo al principio especialmente relevante el mercado sevillano, donde “se enviaban alrededor de 2.000 cajas semanales”. También tuvieron un gran peso en el desarrollo de la categoría los Países Árabes, donde se comenzó a exportar desde el mismo año del lanzamiento. Allí, la restricción en el consumo de alcohol hizo que la exigencia subiera y pronto comenzaron a desarrollarse fórmulas que rozaban el 0,0%. Así, en año 89 la fórmula se había perfeccionado y Ambar Sin pasaba a ser Ambar Sin 0,0, la primera fórmula 0,0 del mercado, que posteriormente recibía el certificado Halal.

El desarrollo del segmento de las sin alcohol no dejó de avanzar hasta el año 2011, cuando Antonio Fumanal, actual maestro cervecero de La Zaragozana, consiguió una innovación de carácter mundial; la primera cerveza sin alcohol y sin gluten. Un producto que satisfacía de nuevo la demanda de un colectivo, el de los celíacos, que ya disfrutaban de Ambar Especial sin gluten  y querían poder escoger una opción cervecera sin alcohol. “Fue un orgullo conseguir dar nuevas opciones de consumo y disfrute a un grupo de personas a las que por su condición tienen que privarse de un montón de alimentos”, explica Antonio.

Innovando hacia la funcionalidad

Fumanal también es el responsable de la formulación de la nueva Ambar 0,0, un lanzamiento del pasado año que introducía dos ingredientes completamente novedosos en el mundo de la cerveza; la fibra, un compuesto fundamental en el proceso digestivo, y la Palatinosa, un carbohidrato de absorción lenta que suministra la energía de manera pausada y regular, ideal para un estilo de vida activo. Un concepto de producto más acorde con las razones del consumidor actual de las 0,0 “que ya no solo la toma cuando no puede beber la versión con alcohol, sino que la escoge porque encuentra una opción más saludable y acorde con su estilo de vida”, cuenta Enrique Torguet, director de Marketing de Ambar.

Hoy, 40 años después de su primer lanzamiento, La Zaragozana rinde homenaje a la historia de una cerveza repasando su evolución a través de dos de los protagonistas más importantes en su evolución.

SOBRE CERVEZAS AMBAR

Fundada en 1900, Cervezas Ambar es una cervecera independiente española  que mantiene el espíritu de empresa familiar en constante evolución. Con quince variedades de cerveza es la fábrica con mayor número de especialidades cerveceras. Sigue elaborando la cerveza en el recinto fabril en el que comenzó a hacerla a principios del siglo pasado, ubicado dentro de la ciudad de Zaragoza.  Mantiene los procesos artesanales del siglo XX, como  una maltería  propia o la única sala de fermentación de tinos abiertos que existe en la actualidad en nuestro país. Cervezas Ambar exporta a más de una veintena de países.

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios