Las corporaciones, los países, las mujeres

Las corporaciones, los países, las mujeres

Hace unos días participé de un congreso organizado por la European Women Lawyers, Association (EWLA). Iba sobre Gobierno corporativo e igualdad de género, y en mi mesa en particular, sobre la situación en Latinoamérica, especialmente, en las empresas.

Fue un placer escuchar hablar de buen gobierno corporativo e igualdad de género en México, a María Carmen Bernal. Como Directora del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección del IPADE-Business School, Univ. Panamericana. Bernal aportó datos interesantes y sobre todo, de qué manera se trabaja en cambiar las cosas, en un país donde sólo con la mención de Ciudad Juárez, las estadísticas “empresariales” cambian de dimensión y de prioridad.

Compartir mesa con el terremoto que es Janaina Telles, abogada e investigadora visitante en la Universidad de Alcalá de Henares fue también toda una experiencia. Y el comprobar de qué manera puede la pasión, influir en dar vuelta las cosas. Y hablar de buen gobierno corporativo e igualdad de género en Brasil (Código das Melhores Práticas de Governança Corporativa), se convierte en una experiencia llena de matices y vivencias.

¿Qué es lo que determina los cambios en lo que en género y gobierno corporativo sucede en el mundo?

Una vez más, al hablar de cifras el panorama se vuelve como una montaña rusa según de quién vengan los datos. El informe de Grant Thornton arroja cifras bastante ajustadas donde como siempre, la realidad atrasa. Pero, si hablamos de Latinoamérica, las mejores cifras -un 20% de mujeres en puestos de decisión- corresponde a Uruguay, ese pequeño país alguna vez conocido como la Suiza del Cono Sur…

Colombia y México, están mejor situados que los demás y Argentina, vuelve a estar en la tibia zona donde se va y se viene, como el pronóstico del tiempo. A pesar de algunos cambios apenzas roza el 10%. Eso sí, el impulso de una gran cantidad de mujeres comprometidas -siempre en mi corazón la incansable Gloria Bonder, mi GPS en género, y su enorme tarea desde Flacso– suplen con fuerza e impulso, lo que debería ser ya un hecho: la “capilaridad” de la sociedad, incluidas por supuesto las empresas.

Un camino para el cambio

Como siempre, y lo celebro, tengo más preguntas que respuestas. Pero sé que si las preguntas no nos llevan a una búsqueda urgente de respuestas, a un camino para el cambio, nos quedamos en la retórica y eso, sirve poco.

¿Qué es lo que determina los cambios en lo que a género y gobierno corporativo sucede en el mundo?

¿Son los gobiernos y sus leyes lo que genera que los cambios se produzcan?

¿Es la determinación de las fuerzas “vivas” y de las personas, las que “enderezan” los rumbos extraviados?

¿Son las leyes de cuotas?

¿O el concierto de todas?

Las conclusiones vendrán en la nota del encuentro de EWLA…Tiene por supuesto unas cuantas respuestas, aunque como es lógico, no todas.

Me quedo esta vez,  con el buen sabor de boca que deja que haya tanta gente con cabeza y corazón, peleando por las buenas causas.

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios