La ONU acusa al Vaticano de encubrir los abusos de pederastas

La ONU acusa al Vaticano de encubrir los abusos de pederastas

El primer interrogatorio público de la historia de una agencia internacional a los representación del Vaticano se saldó con duras críticas del Comité de Derechos del Niño a la institución religiosa a la que acusó de encubrir abusos a menores y no hacer los suficiente contra los culpables.

El primer interrogatorio público de la historia de una agencia internacional a los representación del Vaticano se saldó con duras críticas del Comité de Derechos del Niño a la institución religiosa a la que acusó de encubrir abusos a menores y no hacer los suficiente contra los culpables.

"Si se sigue ocultando y encubriendo estos hechos, ¿hasta qué punto se verán afectados los niños?", cuestionó la psicóloga italiana Maria Rita Parsi. En este sentido, la noruega Kirsten Sandberg preguntó si los sacerdotes culpables de estos delitos siguen siendo trasladados en vez de entregados a las autoridades. «No vemos claro las especificaciones de lo que están haciendo», agregó el grupo de expertos.

Asimismo, otra de las mujeres que formaron la representación de la ONU, la ecuatoriana Sara de Jesús destacó que en el pasado "han prevalecido los intereses del clero y exclamó: "¡Ustedes tienen que hacer más, en lo concreto!".

 Kirsten Sandberg preguntó si los sacerdotes culpables de estos delitos siguen siendo trasladados en vez de entregados a las autoridades La defensa del Vaticano

El Vaticano intentó defenderse alegando que hay pederastas «en las profesiones más respetadas», incluso «entre miembros del clero y personal de la Iglesia», pero no todos los curas culpables de estos delitos son «funcionarios del Vaticano, sino ciudadanos de los países en los que viven y están bajo la jurisdicción de esos países».

No obstante, los delegados eclesiásticos hubieron de admitir que el sistema de protección que la Iglesia se comprometió en el 2010 a desarrollar para poner coto a los curas pederastas acusa retrasos porque no todos los obispos están cumpliendo.

La sesión, celebrada en Ginebra y en la que no faltaron momentos de fuerte tensión, se desarrolló durante toda la jornada, en la que una delegación de la Santa Sede -encabezada por el enviado vaticano ante la ONU, Silvio Tomasi- respondió a la ráfaga de preguntas preparadas por los 18 expertos de la ONU que desde el año pasado siguen el caso. Un proceso que ha contado con centenares de documentos verificados de episodios de abusos sexuales de niños a manos de sacerdotes presentados por asociaciones y víctimas estadounidenses, europeas y mexicanas.

 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Políticas y funcionarias en nuestra ZONA MUJERES?

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios