EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish

Ratifican los daños que la luz de las pantallas LED provoca en los ojos

Ratifican los daños que la luz de las pantallas LED provoca en los ojos

Nuevas investigaciones de la Universidad Complutense de Madrid ratifican los daños irreversibles que la luz de las pantallas digitales puede provocar en los ojos.

Se confirman los avisos de riesgo dados por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) desde finales de 2013. La UCM hará públicos los resultados de dos investigaciones realizadas en animales de experimentación y en personas, que ratifican los graves efectos que la luz de pantallas digitales puede provocar en los ojos. El acto tendrá lugar el próximo martes 17 de enero a las 10:30 horas en el Colegio de Médicos de Madrid, Sala Ramón y Cajal, y que está situado en calle de Santa Isabel, 51.

El 73% de la población desconoce los peligros asociados a la luz de alta energía para la visión

En el acto intervendrán la Top 100 Honoraria, doctora y profesora del Departamento de Óptica: Optometría y Visión de la UCM, Dña. Celia Sánchez-Ramos junto a un representante de la institución (UCM) y con el Global CEO de Reticare, D. Nilo García Manchado.

La salud visual a examen

La Comisión Europea ya está estudiando los riesgos y ha creado un comité científico para analizar las potenciales consecuencias para la salud visual de las personas. Dada la gravedad que para toda la población (y en especial la infantil) pueden tener los riesgos detectados, el organismo comunitario ha decidido poner en marcha de forma oficial, un comité de estudio de expertos internacionales que analice las repercusiones que puede producir la luz de las pantallas LED en la salud ocular de los ciudadanos de los países miembros.

La Comisión Europea ya está estudiando los riesgos y ha creado un comité científico para analizar las potenciales consecuencias para la salud visual.

Resulta paradigmático que, pese al uso diario de las pantallas prácticamente por toda la sociedad, según The Vision Council, casi el 73% de la población desconoce los peligros asociados a la luz de alta energía para la visión (aunque el 1% de la población toma medidas científicamente validadas para reducir estos riesgos).  Esto deja a más de 80 millones de niños europeos (de entre 0 y 14 años) sin posibilidad de protegerse de los riesgos para sus ojos ya que sus padres desconocen la existencia o la magnitud de los mismos. Algo especialmente grave cuando los daños retinianos son la principal causa de ceguera permanente.

Además, se darán a conocer los resultados probados de los importantes efectos preventivos que tienen los protectores oculares existentes en el mercado, desarrollados por la UCM. Estos permiten contrarrestar los daños provocados por la luz de alta energía de las pantallas LED de los dispositivos digitales. En este sentido, la compañía Reticare lleva más de tres años transmitiendo la necesidad de usar protección validada científicamente frente a los graves riesgos que supone el uso de estas pantallas sin la protección ocular adecuada. Además, es la única empresa española que cuenta entre sus asesores científicos con dos Premios Nobel (Física y Medicina).

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios

Notas relacionadas