Hacia organizaciones más dialogantes

Hacia organizaciones más dialogantes

Las empresas que cuentan con más instancias para que jefes y subordinados hablen sobre el desempeño de estos últimos, tienen un mejor ambiente laboral.

Las reuniones que un jefe tiene con sus empleados para conversar sobre su desempeño (reuniones de feedback) inciden positivamente en la percepción que los empleados tienen sobre su ambiente laboral. Los empleados que tienen dos o más reuniones de feedback anuales con sus jefes, tienen una percepción entre un 20 y un 40% superior sobre el clima que se vive en su lugar de trabajo que los que no tienen ninguna instancia anual de este tipo. Estos datos son fruto de una reciente investigación, mediante una encuesta realizada a más de 50.000 empleados, llevada a cabo por Great Place to Work.

A más instancias de reunión, mayor es el vínculo de confianza entre jefe y empleado.

En temas sensibles como el nivel de ingreso, la investigación arrojó que quienes tienen dos o más reuniones anuales de desempeño con sus jefes, tienen 20 puntos porcentuales más en la percepción sobre las remuneraciones que quienes no las tienen. De las personas que no han tenido ninguna reunión anual de desempeño, el 40% considera que recibe un pago adecuado por su trabajo, mientras que ese porcentaje aumenta a 42% para quienes tienen una, 51% para los que tienen dos reuniones anuales y 60% en el caso de los empleados que han tenido más de dos instancias anuales.

Ganancias y reconocimientos

Consultados sobre si reciben una parte justa de las ganancias de la organización, solo el 29% de los que no tuvieron ninguna reunión contestaron positivamente. Ese porcentaje sube al 35% si han tenido una, al 42% si tuvieron dos y llega al 52% en quienes han tenido más de dos reuniones anuales. Si bien esta incidencia se verifica en cada una de las variables analizadas, en algunos casos la brecha se hace muy grande. Por ejemplo, el 75% de los empleados que tuvieron más de dos reuniones anuales de feedback con sus jefes consideran que tienen la oportunidad de recibir un reconocimiento especial, los que tuvieron dos opinan positivamente en un 65%, los que tuvieron una 52% y, en los que no han tenido ninguna, sólo el 43% opina positivamente.

Otra pregunta controvertida como es si los ascensos se dan a quienes más lo merecen, también marca una clara diferencia en las respuestas de los que tuvieron varias reuniones y los que no tuvieron ninguna. Los primeros opinan afirmativamente casi en un 70%, mientras que los segundos están de acuerdo en la forma en que se dan los ascensos solo en el 35%, o sea la mitad.

Necesidad de diálogo

Esta investigación demostraría que, a más instancias de reunión, mayor es el vínculo de confianza entre jefe y empleado, lo que conlleva a un aumento en la percepción que el colaborador tiene del ambiente laboral. La confianza posibilita la emergencia de determinado tipo de relaciones interpersonales que facilitan el desarrollo grupal y organizacional. Los líderes son quienes propician y generan condiciones para que el proceso de construcción de confianza sea posible, en este caso generando mayores instancias de comunicación y feedback con los empleados.

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios