El emprendimiento femenino crece en España

El emprendimiento femenino crece en España

Cada vez más mujeres se animan a emprender sus propios negocios, estrechando la brecha de género un 36% en los últimos diez años.

A la hora de emprender, son los hombres los que tradicionalmente se aventuran a formar su propia empresa. Pero las tornas están cambiando y ahora ellas acortan distancias. “La brecha entre emprendedores y emprendedoras ha disminuido desde 2013 de forma continuada”, indica el informe sobre emprendimiento Global Enterpreneurship Monitor (GEM). Las cifras son cada vez más equiparables, y es que, en España, el emprendimiento femenino ya alcanza el 45% de la población emprendedora.

El 70% de las mujeres emprendedoras dan salida a sus negocios motivadas por las oportunidades que les ofrece el mercado.

Analizando estos datos, parece que en nuestro país emprender es cada vez una mejor opción profesional para las mujeres. En los últimos diez años, la brecha de género se ha estrechado un 36%, aunque las españolas aún se encuentran un punto por debajo de la media europea en emprendimiento femenino, que es del 6,3%. Este estudio, que recopila los datos de 74 países, tiene en cuenta factores como la oportunidad, el fracaso o el nivel de estudios para determinar los diferentes niveles de emprendimiento. Teniendo en cuenta estos valores se observa que en España el 70% de las mujeres emprendedoras dan salida a sus negocios motivadas por las oportunidades que les ofrece el mercado.

Women Explorer Award

Además de tener una buena idea, las start-ups precisan de apoyo económico y reconocimiento para salir adelante, algo que a veces supone todo un reto para los emprendedores. Para impulsar los nuevos proyectos, numerosas fundaciones, compañías e incluso las instituciones gubernamentales, crean premios que proporcionan una ayuda complementaria a las nuevas empresas. Una de las compañías que premia el emprendimiento femenino es Banco Santander, que en colaboración con la fundación EY, otorga los Woman Explorer Award. Se conceden 20.000 euros al mejor proyecto liderado por una mujer y también se proporciona acceso al programa de aceleración ATENEA, una iniciativa del Instituto de la Mujer creada para promover la participación de las mujeres en la Sociedad de la Información. Desde su comienzo en 2015, este programa ha realizado 101 talleres a los que han asistido 1.333 mujeres de toda España.

La última ganadora del premio Women Explorer Award ha sido Beatriz Ramis, por su start up médica SNA. Ramis ha creado un dispositivo de pequeño tamaño que actúa como un sistema nervioso: “Manda señales a todos los nervios y lo que hacemos es mover partes del cuerpo de manera controlada”. SNA está orientado sobre todo a personas con enfermedades neurodegenerativas o paraplejias, pero también ha logrado reducir el tiempo de estancia en la UCI hasta un 75%, utilizando el dispositivo para controlar los músculos del diafragma y que, de esta manera, el paciente consiga respirar mejor. Ramis, que había trabajado en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, tras el galardón del año pasado continúa con su labor como investigadora y ha colaborado con el Hospital Nacional de Parapléjicos en Toledo.

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios