El Banco de España advierte: la desigualdad se ceba con mujeres y jóvenes

El Banco de España advierte: la desigualdad se ceba con mujeres y jóvenes

Las diferencias en renta per cápita en el conjunto de la población se reducen solo de forma "moderada" en la fase inicial de la recuperación, reconoce el organismo

El Banco de España señala en un informe que la desigualdad por renta en España es una de las mayores de la UE. Este fenómeno se ha agravado con la crisis y se debe sobre todo a la pérdida de empleo. Pero también sucede porque los contratados temporales y a tiempo parcial trabajan menos horas, en especial jóvenes y con poca antigüedad en la empresa. Las mujeres la sufren con más virulencia en los salarios que cobran por hora. E incluso si los impuestos corrigen algo la desigualdad, lo hacen menos que en el resto de Europa.

Existen diferencias salariales significativas por género, edad, nivel educativo y antigüedad, si bien no son particularmente elevadas en relación con otros países.

Los datos mejoran cuando se toma el conjunto del hogar, ya que las familias españolas se agrupan más, tienen los ingresos de los pensionistas y más economías de escala. En cambio, los españoles padecen menos desigualdad de patrimonio, gracias a su apuesta generalizada por la vivienda en propiedad. Entre 2014 y 2016, las diferencias por renta per cápita han descendido de forma solo “moderada”. Estas son las principales conclusiones del estudio sobre desigualdad publicado por el organismo supervisor.

La desigualdad de la renta

El documento publicado por el supervisor subraya que España presenta una desigualdad “alta” en renta per cápita y que durante la recuperación esta solo ha experimentado una reducción “moderada”. Insiste en que se trata de “una fase inicial” de la recuperación al cubrir solo hasta el año 2016. A partir de ahí el Banco de España espera que esta mejore en los siguientes años conforme crece la creación de empleo.

No obstante, el informe va mucho más allá y con una plétora de cifras dibuja un escenario de desigualdad muy complejo y lleno de matices. Si se observa solo la brecha en salario por hora, entonces España se encuentra en la media de la UE, mejor que Portugal, Irlanda, Alemania o Reino Unido, pero peor que Francia, Bélgica y los países nórdicos. “Existen diferencias salariales significativas por género, edad, nivel educativo y antigüedad, si bien no son particularmente elevadas en relación con otros países”, reza el documento.

Entre los que menos ganan por hora se hallan las mujeres, los poco formados, los jóvenes y los de menor antigüedad en la empresa.

Es decir, entre los que menos ganan por hora se hallan las mujeres, los poco formados, los jóvenes y los de menor antigüedad en la empresa. Respecto a la brecha de género, el organismo supervisor proporciona un dato revelador: en el 10% que menos cobra por hora el 63% son mujeres, a pesar de que en el total de los asalariados representan el 48%. Se trata del grupo que menos ingresa por hora con una media ligeramente por debajo de los 6 euros.

Los colectivos con sueldos bajos tienen una jornada laboral menor

Ahora bien, aunque la desigualdad por hora trabajada no dista de la media europea, la cosa cambia mucho una vez se tiene en cuenta además el número de horas trabajadas. En ese caso las brechas salariales se amplían bastante. Y también empeoran sustancialmente en comparación con la UE. Según el informe, el motivo reside en que en España los colectivos con sueldos bajos tienen una jornada laboral menor. “La ratio de contratos a tiempo parcial es del 36,5% en las mujeres, del 38,6% en los jóvenes, del 34% entre los menos formados y del 41% en los nuevos entrantes al mercado laboral”, dice el Banco de España.

 

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios