EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish

‘Después del Amor’, la premiada novela de Sonsoles Ónega

‘Después del Amor’, la premiada novela de Sonsoles Ónega

‘Después del amor’, una novela de la periodista y Top 100 Sonsoles Ónega que no puedes dejar de leer.

Sonsoles Ónega novela la historia de una mujer valiente que reconstruyó su identidad en una España donde a las mujeres no se les permitía amar y desamar. Una novela histórica de amor clandestino que superó todas las barreras sociales y que está basada en hechos reales. Sus protagonistas enfrentaron la condena social del divorcio, la guerra y el exilio para poder estar juntos.

La historia llegó a la periodista y escritora cuando en otoño de 2014 las hijas de la protagonista le contaron la relación de su madre con el capitán del ejército Escofet.

“El poder magnífico del amor fue el que me impulsó a escribir ‘Después del amor’”, dice Sonsoles Ónega es una nota final en la novela con la que ha ganado el Premio Fernando Lara. Y es que si hay un hilo conductor en esta novela compleja, ambiciosa y profundamente humana y de múltiples facetas, ese hilo es una historia de amor.

Una historia que la autora rescata de los entresijos de la Historia con mayúscula; porque los hechos que cuentan ocurrieron en la convulsa España de los años 30. Donde uno de los protagonistas es el capitán del Ejercito Federico Escofet, el último catalán que volvió del exilio, quizá hoy poco recordado, pero que jugó un papel destacado en la Cataluña de aquellos años y, la gran protagonista, Carmen Trilla, que como mujer de su tiempo, careció de relevancia social, pese a pertenecer a la clase alta barcelonesa, y que era conocida como la Greta Garbo de Barcelona.

El amor como hilo conductor

La historia llegó a la periodista y escritora cuando en otoño de 2014 las hijas de la protagonista le contaron la relación de su madre con el capitán del ejército Escofet. “Me di cuenta que en el relato de aquellas dos mujeres había un historia de amor con una protagonista que me parecía muy interesante por toda la lucha que enarboló por su amor, que no era solo el amor a Federico sino también el amor instintivo hacia sus hijos”, dice Ónega en entrevista con EFE.

Los detalles de esa relación que separó a Carmen de sus hijas, le fueron legados a la autora por el biógrafo de Escofet, Xavier Febrés, que había escuchado de él la historia de cómo conoció a Carmen, en un tren de la ciudad de Barcelona a La Garriga, también en Barcelona, en septiembre de 1933, encuentro con el que comienza la novela.

“Poner sentimientos a estos personajes ha sido de los retos más importantes a los que me he enfrentado como escritora”, asegura Ónega.

“No había necesidad de forzar la realidad, porque esta ya era pura literatura. Él podía haberse sentado en cualquier otro vagón vacío y se sentó junto a ella”, una casualidad que, para la autora, parece hablar de la “fuerza del destino”, que se impuso en la vida de estos personajes.

La novela, quinta de las que escribe Ónega, exigió un exhaustivo trabajo de documentación entre los libros escritos por el mismo Federico Escofet, su biografía y la hemeroteca del diario La Vanguardia, que le permitió a la autora acceder a las crónicas de la época, escritas con “precisión casi notarial” y así dar al texto la verosimilitud necesaria.

A esa documentación que busca plantear el contexto histórico y los grandes hechos que “condicionaron” la relación entre Federico y Carmen, le siguió la tarea de “ficcionar” aquello de lo que no había registro histórico: el “cómo” se amaron esos personajes, a quienes la autora tuvo que dar voz.

“Poner sentimientos a estos personajes ha sido de los retos más importantes a los que me he enfrentado como escritora”, asegura Ónega, quien dice haber sentido de manera tan intensa a la protagonista que muchas veces se ha preguntado “qué pensaría” o “qué diría Carmen” de las cosas que suceden.

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios

Notas relacionadas