EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish

Creadores: El ojo salvaje de Ángel Fernández

Creadores: El ojo salvaje de Ángel Fernández

Ángel Fernández, para muchos el hijo de Duchamp, es un artista en todo el sentido de la palabra. Ahora vuelve a Madrid cargado de historias que vuelca en una obra tan personal como única. En esta entrevista breve y sustanciosa, vuelve a expresar su esencia reduciendo y destilando las palabras. El habla por su obra.

Ha vuelto, pero teniendo en cuenta su viaje vital, no sabemos hasta cuándo. Por eso es más urgente verlo. Ángel Fernández, para muchos el hijo de Duchamp, es un artista en todo el sentido de la palabra. Exquisito y ecléctico, recorrer su obra es hacerse preguntas en tanto sus respuestas siempre llevan a un nuevo camino. El antiguo residente de la Escuela de Bellas Artes de Brera, en Milán vivió en Londres y Ginebra y fue protagonista en centros de arte y festivales. Ahora vuelve a Madrid cargado de historias que vuelca en una obra tan personal como única. En esta entrevista breve y sustanciosa, vuelve a expresar su esencia reduciendo y destilando las palabras. El habla por su obra.

Si tuvieras que presentarte cómo lo harías…?

Mi nombre es Angel y en una ocasión leí que un maestro antiguo chino recomendaba a sus alumnos que primero tenían que ver y conocer muchas cosas. Viajar mucho. Después establecerse y trabajar mucho. Ya no viajar. Matisse escribió, dirigiéndose a los jóvenes artistas, que un artista de verdad tendría que cambiarse de nombre cuatro o cinco veces en su vida, para empezar siempre de nuevo.La urgencia vital de convertirme en artista no existe. Existe la necesidad de expresarme de cierta forma, durante toda mi vida.

¿Cuándo surge la urgencia vital de convertirte en artista?

La urgencia vital de convertirme en artista no existe. Existe la necesidad de expresarme de cierta forma, durante toda mi vida.

¿Cómo se “identifica” alguien tan personal y ecléctico como tú?

Me defino como escultor.

¿Quiénes son tus faros, referentes?

Joan Brossa es el tito al que cuando visitas te gusta lo que hace. Se parece a papá, pero no lo es.

¿Para quién creas?

Cuando estoy trabajando no pienso mucho. Es algo intuitivo y emocional.

¿Qué persigues con lo que haces?

Lo que hago intento no dejar de hacerlo; que en algunos momentos ya es un logro.

¿Se puede vivir del arte?

Lo que no se puede es vivir sin arte en cualquiera de sus manifestaciones.

¿Un consejo a un artista que está por nacer?

Preferiría conocerlo antes, quizá no necesita consejos.

¿Tus desafíos cotidianos…?

Prefiero no confesarlos.

¿Y el futuro mediato?

Antes resolver bien el presente.

Serías feliz si…

Ya soy feliz (a ratos, como el gato).

Más sobre Ángel Fernández Sánchez de la Morena

Su primera aparición en Madrid, a su regreso, la realiza en varios espacios en lo que se llamó ‘Lugares comunes’, una apropiación de localizaciones públicas en los que vuelca su imaginería e ingenio. Aplicando un proceso de destilación y reducción a su mínima esencia, Ángel invita al espectador a un sorprendente encuentro con sus propias ideas e emociones. Obras personalistas que rozan lo abstracto y dejan absoluta libertad a la interpretación. Trabajos que buscan una reacción en el público: un recuerdo, un vínculo, una vivencia personal. A veces pueden ser objetos encontrados que se transforman y cobran vida, otras pueden ser obras de pequeño formato, en papel; series; piezas más grandes y coloristas… El mundo que le rodea es su campo de juego. Ángel es un transmisor sensorial, un emisor contemporáneo del mundo que le rodea y un catalizador de ideas y emociones en el espectador. Observación, asociación y recreación descontextualizada de su propia dinámica interior, es la manera en la que plasma el mundo y lo convierte en arte.

Abajo dos de sus obras: Personaje y Selfservice

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios

Notas relacionadas