Cuida y prepara tu piel para el otoño

Cuida y prepara tu piel para el otoño

El otoño es una estación complicada por los cambios continuos en el tiempo, pero es también la estación ideal para ayudar a la piel a recuperase de los estragos y excesos del verano.

Cuidar la piel, prepararla para el otoño y lucir un rostro bonito no es complicado. Puedes recurrir a tu especialista para un primer análisis y ver qué cuidados necesita tu piel porque según donde residas, tu piel estará expuesta a determinados peligros. Un dermatólogo en Barcelona no te dirá lo mismo que uno de Madrid. Hay especialistas de mutuas, como puede ser la rama de dermatología de Adeslas, que te ofrece un cuidado integral para que enfrentes el invierno sin que tu piel se resienta. El otoño no tiene por qué ser una mala estación para la piel. Sólo hay que saber cómo cuidarla en esta época.

Y es que el otoño es una estación de transición entre el verano y el invierno. Unos días hace frío, otros calor, el viento se vuelve cada vez más molesto, la lluvia hace acto de presencia y nuestra piel empieza a sufrir con tanto cambio de temperatura y condiciones atmosféricas.

Deshidratación, aparición de manchas causadas por la exposición al sol durante las vacaciones y alteraciones en la pigmentación son algunos de los problemas dermatológicos más frecuentes en otoño.

Recomendaciones para cuidar tu piel

La limpieza de la piel es fundamental. Hay que mantenerla limpia, pero sin excederse tanto en el uso de jabones como en la frecuencia del aseo.

Los rayos solares resultan nocivos no solo en verano; conviene utilizar crema protectora al realizar actividades cotidianas como pasear o practicar deporte al aire libre.

El otoño no tiene por qué ser una mala estación para la piel. Sólo hay que saber cómo cuidarla en esta época.

Es muy importante hidratar la piel al menos dos veces al día.  Multitud de especialista coinciden en que tendemos a hidratarnos más durante los meses estivales y olvidarnos de la hidratación, sobre todo la corporal, en el invierno. Los expertos advierten que en estos meses la piel también está sometida a daños y hay que enfatizar en la hidratación corporal, en especial las zonas acras (brazos y piernas), que son las más expuestas a las condiciones meteorológicas.

La dieta también incide en la salud de nuestra piel, que debe ser rica en frutas y vegetales. Está más que demostrado que estos alimentos frenan el envejecimiento de la piel.

Por último, para lucir una piel radiante y sana, los expertos también recomiendan protegerla del frío y el viento, pues pueden producir vasoconstricción y deshidratación, por lo que es importante protegerse utilizando prendas adecuadas.

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios