ClosinGap: Merck y su reto de reducir la brecha de género en salud

ClosinGap: Merck y su reto de reducir la brecha de género en salud

Marieta Jiménez, presidenta de ClosinGap y directora general de Merck, ha presentado los resultados del estudio ‘Coste de oportunidad de la brecha de género en salud’.

La compañía farmacéutica Merck ha presentado en Madrid el estudio ‘Coste de oportunidad de la brecha de género en salud’. Es este el primero que ve la luz a raíz de la puesta en marcha de la iniciativa ‘ClosinGap. Women fo Health Economy’.

El acto fue inaugurado por la presidenta y directora general del laboratorio Merck en España y, también presidenta de ClosinGap, Marieta Jiménez. “A raíz de una colaboración con el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico iniciada en 2014, se creó la iniciativa ‘Healthy Women, Healthy Economies’, con el deseo de identificar y eliminar las trabas que impiden a las mujeres desarrollar su pleno potencial en la sociedad”, explicó. En este contexto, el laboratorio al que representa y el resto de las compañías implicadas quieren “retomar y revisar este programa para dar respuestas a preguntas como cuál es el coste de oportunidad que nos estamos perdiendo por no aprovechar el potencial femenino”, añadió.

Las mujeres dedican más de 1.800 millones de horas al año a cuidar

Marieta Jiménez adelantó datos de cuatro aspectos fundamentales de los que se extraen las causas de las diferencias entre hombres y mujeres en España. “En primer lugar, si bien las mujeres tenemos una esperanza de vida de 5,5 años más que los hombres, los vivimos con peor calidad de vida y en situación de dependencia”, expuso. Si esta situación fuera equilibrada y estuviera regulada “ahorraríamos 9.000 millones de euros al sistema, cifra equiparable al 7% del gasto farmacéutico en España”, confirmó.

 

Disminución de la natalidad

Por otra parte, y, con respecto a la disminución de la natalidad, “destaca la cifra muy impactante, extraída en 2016, de 31.000 millones de euros que se habrían generado si, desde 1985, las políticas y ayudas en este ámbito hubieran sido las correctas. Esta cuantía es equivalente al 50% del presupuesto destinado al Sistema Nacional de Salud (SNS)”, sentenció Jiménez.

El tercer punto expuesto por la presidenta del ClosinGap fue la dedicación de la mujer a los familiares o personas cercanas en situación de dependencia. “Dedicamos 1.800 millones de horas al año en cuidar a personas en estas situaciones sin ninguna compensación y el potencial económico que nos estamos perdiendo por ello es de 7.812 millones de euros al año”, reveló.

El apoyo a la natalidad habría conseguido 900.000 trabajadores más hoy

En último lugar, Jiménez habló de los sesgos existentes en los diagnósticos de enfermedades, “que, en muchos casos, siguen haciéndose desde el punto de vista masculino”. “Si continuamos con este ritmo de desigualdad, tardaríamos 170 años en superarla, por tanto, la situación es urgente y es necesario acelerar este trabajo para contribuir a cambiar la sociedad”, finalizó.

Ana Polanco, directora de Corporate Affairs de Merck, habló de las causas de la brecha de género en salud, desde los puntos de vista biológico y social. “En el primer caso, existen diferencias de prevalencia de determinadas enfermedades entre hombres y mujeres, como es, por ejemplo, la mayor incidencia de enfermedades cardiovasculares (ECV) en el varón, mientras que las enfermedades osteomioarticulares, del sistema nervioso, los trastornos en el estado de ánimo y en la conducta alimenticia, son más frecuentes en mujeres”, aclaró.

 

El apoyo a la natalidad habría conseguido 900.000 trabajadores más hoy

Ana Polanco también se refirió al colectivo sanitario femenino. “El 52% de los médicos son mujeres y este porcentaje asciende al 86% en Enfermería”. Por otro lado, destacó que “la tasa bruta de natalidad ha descendido en 2,5 veces con respecto a 1975 y la edad media para tener el primer hijo se ha retrasado en seis años, estableciéndose a la edad de 31 años”. “Si no hubiera tenido lugar esta reducción de la tasa de natalidad, debida, entre otros aspectos, a las barreras que supone para encontrar empleo, contaríamos, desde 1984, con 1,2 millones de personas más actualmente, cifra equiparable a 900.000 trabajadores adicionales”, resaltó.

 

ClosinGap

Mapfre, Vodafone, Repsol, Meliá Hotels Internacional, L’Oreal España, Mahou San Miguel y Solán de Cabras y BMW son, además de Merck, las compañías implicadas en ClosinGap, cuyo objetivo es “contribuir a eliminar las barreras de género para que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres”, concluyeron tras la presentación del estudio ‘Coste de oportunidad de la brecha de género en salud’.

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios