Banco Central Europeo, planeta varón; Banco de España, 4 mujeres en la cúpula ~ Mujeres&Cia

Banco Central Europeo, planeta varón; Banco de España, 4 mujeres en la cúpula

Banco Central Europeo, planeta varón; Banco de España, 4 mujeres en la cúpula

Con la salida de la austriaca Gertrude Tumpel-Gugerell, el Banco Central Europeo se quedará sin representación femenina entre las 23 personas que forman su Consejo de Gobierno. Será reemplazada por Peter Praet, director del Banco Nacional de Bélgica, dejando afuera a la eslovaca Elena Kohutikova, que también era candidata para el puesto. Por primera vez en la historia del euro, el Banco Central será totalmente masculino.

Con la salida de la austriaca Gertrude Tumpel-Gugerell, el Banco Central Europeo se quedará sin representación femenina entre las 23 personas que forman su Consejo de Gobierno. Será reemplazada por Peter Praet, director del Banco Nacional de Bélgica, dejando afuera a la eslovaca Elena Kohutikova, que también era candidata para el puesto. Por primera vez en la historia del euro, el Banco Central será totalmente masculino.Bastante diferente a la situación actual del Banco de España que tiene a 4 mujeres en su cúpula.

En los 12 años de historia, es la primera vez que el organismo de Frankfurt está copado por hombres: ni una sola mujer entre los seis miembros del Comité Ejecutivo ni entre los 17 gobernadores de bancos centrales que completan el Consejo de Gobierno.

En los 12 años de historia, es la primera vez que el organismo está copado por hombres: ni una sola mujer entre los seis miembros del Comité Ejecutivo ni entre los 17 gobernadores de bancos centrales que completan el Consejo de Gobierno. Por casualidad, el evento coincide con la polémica en la banca alemana – en medio del debate por la instalación de cuotas femeninas obligatorias para las empresas -, cuando el consejero ejecutivo del Deutsche Bank, Josef Ackermann, declaró que le gustaría incluir mujeres en la jefatura de su entidad porque harían al consejo "más bonito y colorido".

La austriaca que termina su mandato en el BCE, Gertrude Tumpel-Gugerell, dejará su puesto a fines de mayo tras cumplir un mandato de ocho años. Ella había ocupado el sitio de otra mujer, la finlandesa Sirkka Hamalainen. Por su parte, el belga fue elegido por unanimidad. Apenas hubo debate, pero la resistencia de Eslovaquia a participar en el fondo de rescate pudo haber perjudicado las opciones de la candidata.

>>> Foto de familia cuando todavía Gertrude era parte. Hoy se ha convertido en un verdadero Planeta Varón.

Más importante y complicada, parece ser la sucesión de Jean-Claude Trichet, cuyo mandato de ocho años termina en octubre. Los jefes de Estado y de Gobierno de los 17 países del euro acordarán su nombramiento en marzo, y ninguna mujer figura entre los candidatos más probables. Sólo Christine Lagarde, la ministra de Economía gala, se ha colado en alguna quiniela, pero la sustitución de un francés por otro es casi imposible. Como la próxima vacante en el Consejo de Gobierno no se producirá hasta junio de 2012, el organismo se quedará sin mujeres al menos un año.

¿Y por casa cómo andamos? 38% es una cifra respetable y alentadora

Repasando los medios, encontramos un artículo en Cotizalia, que viene a cuento porque habla de la situación de mujeres en la banca, esta vez en el Banco de España donde las cosas irían bastante mejor que en el Europeo. El último informe anual del Banco de España, -2009- indica que la presencia femenina en la entidad ha ido en aumento tanto en términos generales, alcanzando el 38% del total, como en puestos directivos, donde se sitúa en torno al 37%, aunque en la cúpula no llegarían al 25%. Miguel Ángel Fernández Ordóñez, fue el responsable de incorporar por primera vez en la historia del banco, a tres mujeres en puestos de responsabilidad, diciendo entonces que estos marcaban un hito y eran "unos primeros pasos en la superación de ese prejuicio de superioridad masculina tan arraigado en España, que lleva a seleccionar a hombres menos preparados para puestos directivos impidiendo la promoción de las mujeres más competentes".

Quiénes son ellas

Soledad Núñez, de 53 años, es probablemente la consejera más conocida del Banco de España. Licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y doctora en Economía por la Universidad de Minnesota, EEUU, Núñez es directora general del Tesoro y Política Financiera desde febrero de 2005, cargo que le abrió las puertas del Banco de España. En plena crisis de deuda, Núñez tiene por delante el difícil cometido de recuperar la confianza de los mercados y despejar las dudas sobre la solvencia de España tras los rescates de Grecia e Irlanda. Antes de desembarcar en el Tesoro, Núñez ocupó la dirección general de Política Económica de la oficina del presidente del Gobierno.

Ana Sánchez Trujillo, de 64 años, ocupa también un lugar destacado en las páginas de la historia del banco. Alumna del ex gobernador Luis Ángel Rojo, fue la elegida para ocupar la vacante que dejó Fernández Ordóñez en la comisión ejecutiva tras su ascensión en 2006, convirtiéndose así en la primera consejera por designación directa de la entidad. Previamente, en la década de los noventa, Sánchez Trujillo fue jefa de la Oficina de Coyuntura y Estudios económicos del banco, así como directora de la Oficina de Balanza de Pagos de la entidad. Además, ha trabajado en la OCDE, el BCE, la UE o Eurostat, entre otros organismos internacionales.

Pilar Trueba, directora general de Servicios. De 62 años, cuenta con una amplia experiencia en la gerencia pública, tras haber trabajado en el Tribunal Supremo y en las comisiones nacionales del Sistema Eléctrico y de la Energía. Es miembro titular de la comisión rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Carmen Alonso, consejera y la última en llegar hace tan sólo unas semanas. De 66 años, se incorporó como consejera al Banco de España a finales de enero de 2011, tras haber sido miembro del consejo de administración y de la comisión ejecutiva de Caja Navarra.

Si como indica Miguel Ángel Fernández Ordóñez, la primera incorporación fue sólo el inicio y la tendencia continúa, no sería difícil pensar que el Banco de España alcanzara en breve una situación paritaria -en cuanto a puestos directivos- que sería ejemplo y testigo de la presencia de las mujeres en la banca. Lo deseable sería que también en la cúpula los porcentajes se acercaran a estos números. De todos modos, tal cual están las cosas, está afortunadamente muy lejos del Planeta Varón que muestra hoy el máximo organismo de la banca europea.

También te pueden interesar…

 

¿Ya has visitado Mujeres en Consejos en nuestra ZONA MUJERES?

 

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios