Ayudar a las mujeres para que las empresas valoren su carrera

Ayudar a las mujeres para que las empresas valoren su carrera

¨Las mujeres siguen ganando pequeñas parcelas en todos los ámbitos de la vida personal y profesional. Las posibilidades de formación, sus competencias y habilidades son claves en el crecimiento de las mujeres para ocupar el lugar que les corresponde en la sociedad. Uno de nuestros objetivos como expertos en selección es ayudar a las mujeres para que las empresas valoren su carrera y experiencia antes que cualquier otra cosa¨, ha explicado Imma Rueda, manager de Michael Page Recursos Humanos, en un desayuno con mujeres directivas de RRHH para debatir acerca del papel de la mujer en el mundo empresarial.

"Las mujeres siguen ganando pequeñas parcelas en todos los ámbitos de la vida personal y profesional. Las posibilidades de formación, sus competencias y habilidades son claves en el crecimiento de las mujeres para ocupar el lugar que les corresponde en la sociedad. Uno de nuestros objetivos como expertos en selección es ayudar a las mujeres para que las empresas valoren su carrera y experiencia antes que cualquier otra cosa", ha explicado Imma Rueda, manager de Michael Page Recursos Humanos, en un desayuno con mujeres directivas de RRHH para debatir acerca del papel de la mujer en el mundo empresarial.

Cada vez son más las mujeres que ocupan puestos clave en la estructura laboral de las empresas. Sin embargo, acceder a un puesto directivo de alto nivel no es fácil, teniendo que sacrificar aspectos de su vida personal para alcanzarlo. Trabajar en condiciones de igualdad efectiva es todavía un reto para muchas

"Desafortunadamente, seguimos teniendo demandas de empresas que nos dicen que no quieren mujeres."

Uno de los puntos más polémicos del debate ha sido la maternidad como factor clave en la progresión laboral de la mujer. Como ha comentado Rueda, "Desafortunadamente, seguimos teniendo demandas de empresas que nos dicen que no quieren mujeres y si lo son, que no estén en edad fértil". Otra de las directoras, miembro del Comité de Dirección opinó que "Quedarse embarazada o pedir una reducción de jornada, todavía pueden ser motivo de despido en muchas empresas, ya que los directivos hombres no suelen ser muy receptivos con la compatibilización que requieren estos casos".

Soluciones posibles
Durante el desayuno, se ha hecho hincapié en la dificultad de implementar más políticas que generen la flexibilidad y conciliación familiar, sobre todo cuando se cuenta con perfiles tradicionales a nivel directivo, ya que en muchos casos las implementan sin creer en las mismas, con lo cual la efectividad de estas es reducida y no se transmiten estos nuevos valores en la cultura de la compañía.

Por otra parte, en varias oportunidades, son las mismas mujeres quienes ponen límites y quienes refuerzan la idea de no contratar a mujeres. Las asistentes han señalado que las mujeres tienen que dejar de ser "pasivas" y tomar un rol más activo, educando desde dentro a la propia estructura empresarial, que sigue siendo controlada preferentemente por hombres.

Una de las conclusiones a las que se llegó fue que aún falta mucho para mostrar que las mujeres hablan en serio, que son diferentes a los hombres, pero viven como si fueran huéspedes en el mundo empresarial. La adaptación a la cultura actual, al parecer, sólo es posible desde una postura sumisa, pensando y actuando desde una óptica masculina.

Una de las posibles propuestas encaminadas hacia la solución de esta cuestión entre vida profesional y personal, podría ser el "job sharing", terminología anglosajona en la que dos personas realizan jornadas reducidas de una forma correlativa solapando algunas horas para poner en común los temas pendientes. De esta forma ambas se turnan para cubrir la jornada laboral entera. 

 

 

 

 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Son noticia/Premios/Eventos en nuestra ZONA EMPRESA?

 

 

 

 

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios