Argentina: las mujeres presiden sólo tres de cada 100 empresas

Argentina: las mujeres presiden sólo tres de cada 100 empresas

Un grupo de organizaciones propone crear un ministerio de la mujer. En el gabinete nacional, el 77% son hombres. En los municipios, sólo hay un 11% de intendentas.

En medio de la discusión social sobre el rol de la mujer en la sociedad argentina, los números muestran que la lucha por la igualdad de género va a tener que recorrer un largo camino. Según un documento que presentó la diputada nacional Victoria Donda, en el ámbito privado, el 97% de las presidencias de las empresas son ocupadas por varones, como así también el 91% de las vicepresidencias.

El Estado puede dar respuesta diaria y constante a las distintas problemáticas que viven las mujeres, diversidades y disidencias de sexo genéricas en Argentina.

A esos datos tomados de la Comisión Nacional de Valores se suma que, dentro del sector público, en el actual gabinete nacional el 77,4% de los cargos son ejercidos por hombres. Asimismo, de un total de 2.271 municipios de todo el país, sólo 267 (el 11%) son conducidos por mujeres.

Sobre la base de esos datos, se buscará proponer a un Gobierno progresista o peronista que disponga la creación de un ministerio de mujeres, diversidades y disidencias a nivel nacional. La iniciativa, elaborada de manera colectiva con más de 20 organizaciones sociales vinculadas a la temática de género, propone crear un ministerio para que “el Estado pueda dar respuesta diaria y constante a las distintas problemáticas que viven las mujeres, diversidades y disidencias de sexo genéricas en la Argentina”.

Cómo financiarlo

Donda, del bloque opositor Somos, argumentó que es necesario contar con un ministerio específico para “poner en relevancia y darles jerarquía” a los problemas de la mujer. “Hoy en este país, la revolución de las mujeres que llegó para cambiar la sociedad y la política tiene poder y ese poder se tiene que traducir en políticas concretas. Por eso queremos que las mujeres tengamos un espacio desde donde se diseñen políticas públicas”, sostuvo la diputada.

¿Cómo se financiaría el proyecto? Según apunta el documento, el financiamiento del nuevo ministerio deberá ser afrontado por recursos provenientes del Tesoro público, a partir del ingreso por regalías que recauda el Estado nacional y las provincias, afectando un punto porcentual de un total del 12% establecido en la ley de hidrocarburos 17.319, modificada por la ley 27.007 .

Las organizaciones sociales ven necesario que el ministerio cuente con el presupuesto acorde para poder elaborar políticas públicas.

Sobre este punto, las organizaciones sociales ven necesario que el ministerio cuente con el presupuesto acorde para poder elaborar políticas públicas. “Hoy, el presupuesto asignado al Instituto Nacional de las Mujeres equivale a 11 pesos por mujer por año y, en el presupuesto aprobado para el ejercicio de 2019, implicó un recorte del 38% asignado para el Plan Nacional de Acción contra la Violencia hacia las Mujeres”, precisaron en el documento.

Remarcaron además que, este año, “en el presupuesto se destinó un 28% menos a atender la problemática de discriminación, de xenofobia y de racismo”.

Asimismo, proponen que también se utilicen recursos del “fondo para la igualdad de género”, de la ONU Mujeres. Se trata de un mecanismo internacional de concesión de subvenciones dedicado al empoderamiento económico y político de las mujeres. Guiado por el mandato de ONU Mujeres, ese fondo brinda apoyo técnico y financiero a iniciativas innovadoras y de alto impacto, que demuestren resultados concretos.

Sugieren ocho prioridades

El documento presenta ocho puntos estructurales sobre los que el ministerio de mujeres, diversidades y disidencias debería trabajar.

Cita, en ese sentido, “el derecho a vivir una vida libre de violencias; la feminización de la pobreza; el derecho a decidir libremente sobre nuestros cuerpos; la paridad en los espacios de decisión; el derecho a parir con amor, libres y sin violencias y a envejecer con dignidad; el derecho a la expresión, y la visibilización de las mujeres afroargentinas”, como ejes prioritarios.

Sobre el derecho a vivir una vida libre de violencias, en la iniciativa se insta al Estado a cumplir con la Convención Interamericana que avanza en esa línea. Y se lo visibiliza con datos estadísticos nacionales relevados por el Observatorio Ahora Que Sí Nos Ven: “En 2018, se registraron 304 femicidios, lo que representa uno cada 29 horas y por los que al menos 275 niños quedaron huérfanos”, se precisó.

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios