EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish

La brecha salarial de género a debate en el Foro de Davos

La brecha salarial de género a debate en el Foro de Davos

Miles de mujeres se quedan fuera del mercado laboral y dejan a las economías del mundo sin uno de sus mejores recursos para crecer y crear riqueza.

El enorme desequilibrio entre mujeres y hombres en su participación en la política y la economía es un problema de equidad, pero también económico, indican expertas en el Foro de Davos. “No estamos utilizando gran parte de nuestra fuerza laboral”, afirmó la costarricense Cynthia Castro, de la consultora RBA y especialista en la temática. La consecuencia es que millones de mujeres están fuera del mercado laboral y dejan a las economías del mundo sin uno de sus mejores recursos para crecer y crear riqueza.

Se necesitarán al menos 170 años para cerrar la brecha entre hombres y mujeres

Un estudio del McKinsey Global Institute reveló en 2015 que si se siguiera el ejemplo de los países del mundo que mejor luchan contra la brecha de género se podría aumentar hasta un 11% el producto interior bruto global en el horizonte de 2025.

“La desigualdad de género no es sólo una cuestión moral y social urgente sino también un desafío económico crítico”, afirma el informe. Pone de ejemplo el caso de América Latina y asegura que si los países de la zona siguieran el ejemplo de Chile, el más avanzado en la materia, el aumento del PIB regional podría alcanzar un 14%.

Cuarta revolución industrial

Frente a una situación que ya es compleja, observadores y analistas advierten de las consecuencias para la brecha de género de la cuarta revolución industrial. Hablan del impacto de las nuevas tecnologías en la economía, con fenómenos como la robotización y la consiguiente destrucción de empleos.

La solución pasa por más educación y políticas para preparar a las mujeres a “nuevos trabajos que nunca antes habríamos imaginado” Mary C. Boyce.

Según datos del Foro Económico Mundial (FEM), en los trabajos predominantemente masculinos, por cada empleo creado por el cambio tecnológico se destruirán tres. Y en el caso de los empleos que generalmente ocupan mujeres, la proporción sube a cinco empleos destruidos por cada uno creado.

“Entre los asalariados de cuello blanco, el impacto podría ser mucho más negativo para las mujeres”, reconoce Saadia Zahidi, responsable de Educación, Género y Trabajo del FEM.

Zahidi es una de las responsables del Global Gender Gap Report, un informe anual que evalúa los progresos de cada país. Su última edición, publicada a finales de 2016 afirmaba que, al ritmo actual, se necesitarán al menos 170 años para cerrar la brecha entre hombres y mujeres.

Frente a este panorama sombrío, parte de la solución pasa por más educación y políticas para preparar a las mujeres a “nuevos trabajos que nunca antes habríamos imaginado” y que necesitarán muchos más conocimientos científicos, según Mary C. Boyce, decana de la escuela de ingeniería y ciencias aplicadas de la Universidad de Columbia. “En la universidad estamos trabajando para atraer a las mujeres hacia esa gran oportunidad y creo que lo estamos consiguiendo. Pero eso tiene que empezar a impregnar la escuela primaria y secundaria”, ha afirmado en Davos.

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios

Notas relacionadas