EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish

Grandes firmas de Wall Street exigen igualdad en altos cargos

Grandes firmas de Wall Street exigen igualdad en altos cargos

Las grandes firmas en Wall Street finalmente están abogando fuertemente por la diversidad en las direcciones.

Gigantes de fondos comunes de inversión como BlackRock, Vanguard Group y State Street están adoptando las propuestas de los accionistas para incorporar a más mujeres en puestos directivos. Esto puede representar un punto de inflexión para décadas de lucha por una mayor representación de las mujeres en Wall Street.

El cambio alienta a activistas de larga trayectoria como Joe Keefe, máximo ejecutivo de la firma de fondos comunes de inversión Pax World Management, que presentó su primera propuesta de diversidad en 2012. “Puede tener un impacto enorme”, dijo. “Conseguiremos la paridad de género en las juntas a un ritmo mucho más rápido”.

Los estudios demuestran cada vez más que una masa crítica de directoras mejora el rendimiento del capital, las ganancias y la toma de decisiones.

Las medidas reflejan tanto un cambio en el pensamiento como un frío cálculo comercial. Sí, muchos expertos concuerdan: una representación más amplia tiende a mejorar el desempeño corporativo. También resuena entre los jóvenes, un mercado objetivo crucial para la industria de la inversión.

“Hace cinco años, la gente pensaba que éramos levemente excéntricos y activistas”, dijo Saker Nusseibeh, máximo ejecutivo de la firma londinense Hermes Investment Management, partidario de la diversidad desde hace mucho tiempo. “Ahora ha comenzado a cambiar”.

Juntas exclusivamente masculinas

Ese punto quedó claro recientemente cuando BlackRock y Vanguard, dos gigantes de los fondos bursátiles de Wall Street respaldaron una propuesta de los accionistas en Hudson Pacific Properties Inc., al oponerse a la administración en una medida que buscaba agregar mujeres y minorías a su junta exclusivamente masculina. Tres meses después, la compañía inmobiliaria de California nombró a Andrea Wong, mujer de color y exejecutiva de Sony, como directora.

Este año fue la primera vez que las tres inversionistas gigantes ejercieron su considerable poder de voto en favor de tales propuestas.

“En algunos casos, uno tiene la sensación de que nada va a cambiar a menos que vote en contra de la administración”, dijo Michelle Edkins, titular global del equipo de gestión de inversiones de BlackRock, que cuenta con unos 30 miembros.

La presión sobre las grandes empresas de Wall Street puede aumentar en 2019, cuando el servicio de votación por poder Glass Lewis planea recomendar que sus más de 1,200 clientes inversionistas, que administran un monto superior a los 35 billones de dólares en activos, rechacen las nominaciones para los presidentes de los comités en compañías con consejos exclusivamente masculinos.

La motivación no es del todo altruista

Una investigación de Morgan Stanley muestra que el 86% de los millennials, que representan a más de 75 millones de clientes potenciales, están interesados en inversiones con responsabilidades ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG), las que en los dos años que finalizaron el 31 de diciembre de 2015 aumentaron en un tercio en Estados Unidos a 8.7 billones de dólares, según datos del Foro para la Inversión Sostenible y Responsable de EEUU (US SIF, por sus siglas en inglés). Dentro de este grupo, los activos que consideran la diversidad crecieron un 22% a 707,000 millones de dólares.

La diversidad también genera dinero

Cinco compañías del S&P 500 y al menos 700 en el índice Russell 3000 todavía tienen consejos únicamente masculinos.

Los estudios demuestran cada vez más que una masa crítica de directoras mejora el rendimiento del capital, las ganancias y la toma de decisiones. Aun así, cinco compañías del S&P 500 y al menos 700 en el índice Russell 3000 todavía tienen consejos únicamente masculinos. Canadá y Europa, donde muchas naciones tienen cuotas, superaron a EEUU en 2014.

Accionistas presentaron 35 propuestas de diversidad en compañías estadounidenses este año, cinco veces más que en 2011, según la base de datos de Voting Analytics de ISS Corporate Solutions. Solo ocho fueron sometidas a votación; la mayoría se retiraron cuando la empresa acordó comprometerse en privado con los inversores.

Las tres grandes no votaron en favor de las ocho, según los datos de Fund Votes. Tampoco respaldaron una docena de propuestas que buscaban la igualdad salarial para las mujeres. Las empresas dicen que quieren diversidad, pero que no siempre respaldan las resoluciones, en especial si están hablando con la administración y ven avances.

 

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios