EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish

Sobre Davos, engageMEN y las mujeres con poder

Sobre Davos, engageMEN y las mujeres con poder

¿Puede un liderazgo ser responsable si no incluye a las mujeres? En Davos 2017 se supone que la participación femenina ha alcanzado un 20%. La cifra es la mejor en años pero ¿sirve?

Leo en Bez Diario al que sigo desde que la inefable Bárbara Yuste me invitó a conocer la redacción, que la “élite del capitalismo se apresta a tomar la temperatura del mundo”.

Habla por supuesto de Davos, la reunión anual que ya ha comenzado. Suiza pone el marco al encuentro de cerca de 3.000 asistentes de los cuales unos 1.200 son directivos. Como siempre hay un lema y este año es “Liderazgo responsable y receptivo”.

Aparentemente, la perspectiva de género será un tema transversal en debates sobre liderazgo, innovación, reducción de la pobreza y otros.

Como “claim” que dirían los publicistas o frase clave no está mal. Pero Jordi Jaumá -el abejorro de Diario Responsable- se preguntaría sin anestesia, cuánto de ello cala realmente en quienes luego toman decisiones.

Del macro al micro ¿Dónde están las mujeres en Davos?

Del macro al micro los temas no son pocos y el panorama está más que convulso: ahora es un personaje llamado Donald Trump quien preside un país que marca “tendencia” por decirlo en términos livianos. Hacia dónde nos llevará, es la pregunta y amplifica los temores. Pero además hay otros temas nuevos en la mesa si tomamos el Davos de 2016: el Brexit, el endurecimiento de las leyes contra la inmigración en Europa, la desigualdad global…¿Y las mujeres dónde están?

El siguiente párrafo resume bien un aspecto al que quiero referirme aunque cambiando el foco: “Horas antes del inicio del encuentro la ONG Intermon Oxfam, tal y como hace cada año, tocó a rebato la campana: según su último informe, ocho personas, empresarios y hombres todos ellos, acumulan la misma riqueza que la mitad más pobre de la población mundial. Ocho personas en un plato de la balanza y 3.600 millones en el otro. La lista de los ocho: Bill Gates (Microsoft); Amancio Ortega (Inditex); Warren Buffett (Berkshire Hathaway); Carlos Slim (Grupo Carso); Jeff Bezos (Amazon); Mark Zuckerberg (Facebook); Larry Ellison (Oracle) y Michael Bloomberg (Agencia Bloomberg)”.

El 4,5% ocupan posiciones de CEO entre las 500 compañías líderes. Por eso, nuestra pelea con engageMEN, apunta a sumar a los hombres. Sin ellos, que todavía tienen sobre el 90% del poder real, los tiempos serán eternos. Y no estaremos para verlo. La pelea continúa.

Ellos siguen teniendo el poder económico y fáctico. Otro tema que deberíamos tener en cuenta a la hora de analizar hacia dónde vamos. Y en qué lugar pretendemos “jugar” nuestras cartas.

Caras de mujeres en la delegación española

Al ministro Luis de Guindos, lo acompaña la cara por excelencia de la banca española Ana Botín, a la que se suma una menos mediática como Gloria Fluxá -consejera delegada de Iberostar. Luego, los grandes empresarios de siempre: Francisco González -BBVA- Ignacio Sánchez Galán -Iberdrola-, José Manuel Entrecanales -Acciona-,. Rafael del Pino – Ferrovial-; Javier López Madrid – Grupo Villar Mir o Juan Luis Cebrián -Prisa.

En esta última edición, los asistentes a las 400 reuniones previstas, tienen el catálogo de riesgos ya elaborado. Aparentemente, hay una nueva sensibilidad. 30 de las 400 sesiones estarán dedicadas a encontrar mejores formas de hacer frente a las crisis humanitarias.

Mujeres en Davos y la pelea de Saadia Zahidi

Leo también que entre los principales temas preocupantes identificados para 2017, figuran en primer lugar el medio ambiente y el cambio climático. Me recuerdo hablando con las empresas con las que me reúno habitualmente, para convencerlas de que la diversidad en general y el género en particular deberían ser objetivos prioritarios. Que aplaudo que sostenibilidad, medioambiente o discapacidad ya estén entre los suyos, pero que no hay conciencia de que las mujeres deben estar integradas como un valor indispensable. Ya no por justicia, que sí, sino como un elemento clave para los buenos resultados económicos.

Aparentemente, la perspectiva de género será un tema transversal en debates sobre liderazgo, innovación, reducción de la pobreza y otros. Quien no vea que también es transversal la actuación de las mujeres y su capacidad de incidir en el bienestar y desarrollo de la sociedad, no ve la foto entera.

Esperemos que el Global Gender Gap Index y sus mediciones, tome el pulso de la situación de las mujeres de manera proactiva. En 2011, Saadia Zahidi, que lidera el programa de paridad del evento, propuso fijar una cuota de participación femenina. La escasa presencia de mujeres, en torno al 15-18% se sigue repitiendo aunque pareciera que este año hay un leve repunte.

¿Se han hecho esfuerzos? Es bueno que se ha llegado a un 20% cuando en 2016, la participación femenina fue del 18%, y del 17% en 2015. No parece surtir un efecto demasiado notable que se haya otorgado una quinta entrada gratuita -las empresas “socias estratégicas” reciben cuatro- si deciden enviar una mujer dentro de sus delegaciones. Más desalentador es el 4,5% que ocupan en posiciones de CEO entre las 500 compañías líderes. Por eso, nuestra pelea con engageMEN, apunta a sumar a los hombres. Sin ellos, que todavía tienen sobre el 90% del poder real, los tiempos serán eternos. Y no estaremos para verlo. La pelea continúa.

Bez diario>>>

Diario Responsable>>>

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios