EnglishFrenchGermanPortugueseSpanish

Virginia Raggi, la primera alcaldesa para Roma

Virginia Raggi, la primera alcaldesa para Roma

Virginia Raggi será la nueva alcaldesa de Roma, la primera mujer en gobernar la ‘ciudad eterna’, la más joven de la historia de la ciudad, y con menos experiencia política.

En pocos días Virginia Raggi será la nueva alcaldesa de Roma. Es ella la primera mujer en gobernar la ‘ciudad eterna’, la más joven de la historia de la ciudad, y con menos experiencia política. Ella sabe lo que esto significa: “es un día histórico, en que se da esta responsabilidad a una mujer, cuando la paridad de oportunidades es todavía una quimera”.

A la joven abogada no le tiembla el pulso: “cuanto más duro es el desafío, más bellos son los logros”. No obstante, no está sola ante este reto, pues Raggi ha firmado un acuerdo con su partido, el Movimiento Cinco Estrellas, por el que podrá y deberá consultar las decisiones más importantes.

La política italiana arrasó en la segunda vuelta de los comicios municipales. Había sido nominada online por 1724 personas de su partido y recibió 770.000 votos, el doble de su rival Giachetti de PD, el partido de centro izquierda actualmente al gobierno, que ha manejado la ciudad alternándose con el centro derecha en los últimos veinte años. Con resultados mediocres.

Es un día histórico, en que se da esta responsabilidad a una mujer, cuando la paridad de oportunidades es todavía una quimera.

Originaria de Roma y licenciada en Derecho, Raggi admite que nunca se había interesado en política hasta que dio a luz a su hijo. Cuando vio lo difícil que era pasear por la capital italiana con el carrito del bebé, entre coches y baches, pensó: “Quiero cambiar el mundo”, según explica ella misma. Y así es como en 2011 entró a formar parte del M5S.

Desde entonces su ascenso no ha parado. Dos años más tarde resultó escogida concejala de la oposición en el Ayuntamiento de Roma por el M5S, y hace tan sólo cuatro meses, el 23 de febrero, fue elegida candidata a la alcaldía por esta formación.

Se dice que Roma es una ciudad fascinante  pero donde vivir es muy complicado. Las excavadoras por unos interminables trabajos de prolongación de la tercera línea de metro hacen difícil el tránsito y hay que movilizarse en moto pues el servicio de transporte público está frecuentemente en huelga. Los 60.000 funcionarios municipales con los que cuenta la ciudad no son capaces de proveer dignamente a los normales servicios públicos, como la recogida de basura, o los transportes, pues manejan estos sectores según antiguos patrones de clientelismo y amiguismo, más que buscando la eficiencia.

“Se ha practicado un verdadero saqueo de los bienes públicos”, denuncia Raggi, como cuando se ha alquilado a precios bajísimos “a los amigos de los amigos”, apartamentos del patrimonio inmobiliario municipal, o cuando “Mafia capital” ha desviado millones de euros destinados a inmigrantes y manutención de carreteras a los bolsillos de políticos de centroderecha y centroizquierda. Una investigación judicial iniciada en 2014 ha demostrado que el sistema de corrupción que ha involucrado PD y Forza Italia, era manejado por jefes criminales, y ex terroristas de extrema derecha.

“Es necesario regresar a la normalidad”, afirma Raggi. Recomenzando con lo básico: transporte, desechos, cuentas públicas transparentes, serán los pilares de su trabajo. Hay que renegociar la enorme deuda de la ciudad, (13,5 millardos de euros), eliminar los despilfarros, y también hacer pagar ya unos impuestos a las actividades comerciales del Vaticano.

“Esto lo haremos juntos”, repite Raggi a quien la festeja, “Queremos que la gente haga algo para su ciudad, aunque parezca pequeño. Hay que recuperar el sentido de comunidad”.  En las ciudades medianas que han sido conquistadas por el M5S con la bandera de la honestidad, Livorno y Parma, hay problemas administrativos.

Muchos son los obstáculos con los que se enfrentará en el camino: desde el sexismo y machismo subyacentes en el mundo político, a los intereses consolidados de los lobbies, el mecanismo de la “parentopolis”, a la rivalidad con el partido de gobierno.

Fuente: Independent via Amecopress

Tal vez te pueda interesar...

Comentarios

Notas relacionadas