ClosingGap: Lo que le cuesta a España la Brecha de Género

382

El pasado mes de septiembre se presentaba en sociedad ClosingGap, el clúster español impulsado por grandes empresas de distintos sectores. Este tiene como objetivo analizar, y después actuar contra la brecha de género. A las ocho empresas iniciales (Merck, Mapfre, Vodafone, Repsol, Mahou San Miguel, Meliá Hotels, L’Oréal y BMW Group) se han sumado en los últimos meses tres más (Inditex, PricewaterhouseCoopers y Bankia). Así, ya son once las multinacionales que se han aliado con este objetivo.

Mujer y Salud

Las mujeres no solo llegan a la jubilación con peor salud, también lo hacen cobrando pensiones más bajas (unos 422 euros menos de media).

Cada una de ellas se ha comprometido a analizar las consecuencias de la desigualdad en sus respectivos ámbitos. Ana Polanco, responsable de corporate affairs de Merck y directora del comité ejecutivo de ClosingGap, afirma que “la brecha salarial está muy presente en los medios, pero hay otras muchas que pasan más desapercibidas”. Todas esas brechas están relacionadas y tienen un significativo impacto económico que se puede cuantificar. Ese es, indica Polanco, el primer objetivo de ClosingGap, “analizar el coste que tiene para España no aprovechar todo el talento femenino”.

Por ejemplo, el informe que analiza la desigualdad en el ámbito de la salud, realizado por Merck, destaca que, si bien las mujeres viven de media cuatro años más que los hombres, lo hacen con peor calidad de vida. Si se eliminasen esas desigualdades y las mujeres llegaran a edad avanzada con mejor salud, el ahorro potencial para el sistema sería de 8.945 millones de euros al año, el equivalente al 70% del gasto farmacéutico de España o al 0,8% del PIB. Otro dato impactante recogido por el informe de ClosingGap que está relacionado con la caída de la natalidad: si en las últimas décadas se hubiesen implementado aquí políticas y ayudas para fomentar la natalidad como las que se han aplicado en países como Suecia, la economía española se habría enriquecido con casi un millón de trabajadores más que habrían generado 31.000 millones de euros, el equivalente a la mitad del presupuesto destinado al Sistema Nacional de Salud.

Las mujeres no solo llegan a la jubilación con peor salud, también lo hacen cobrando pensiones más bajas (unos 422 euros menos de media), según el monográfico sobre pensiones, del que se ha encargado Mapfre. Eso repercute sobre su capacidad de consumo y, por tanto, en su bienestar y en el del conjunto de la economía: el impacto en términos de valor añadido bruto solo en el año 2018 fue de 26.900 millones de euros, un 2,2% del PIB.

Mujer y Ocio

Dado que dedican dos horas y media más al día que los hombres al hogar y la familia, las mujeres tienen, además, menos tiempo para actividades de ocio, recoge el informe sobre la brecha en este ámbito, que ha llevado a cabo Mahou-San Miguel para ClosingGap. Ellas dedican más tiempo al trabajo voluntario y las reuniones y menos al ejercicio físico, la informática o aficiones. Eso no solo tiene consecuencias para su salud y bienestar, también para la economía. Un ejemplo: la diferencia media del gasto en restauración de los hogares encabezados por hombres frente al de los hogares encabezados por mujeres es de 330 euros al año. Si se igualara, ese gasto se incrementaría en 2.260 millones de euros (0,2% del PIB), podrían crearse 34.800 empleos y aumentaría la recaudación de IRPF, IVA y cotizaciones sociales en unos 1.130 millones de euros.

Ellas dedican más tiempo al trabajo voluntario y las reuniones y menos al ejercicio físico, la informática o aficiones.

La brecha en la conciliación –“la madre de todas las brechas”, a juicio de Ana Polanco— es el objeto del cuarto y último monográfico publicado hasta el momento, realizado por Repsol para ClosingGap.  El análisis estima en más de 100.000 millones de euros (el 8,9% del PIB de 2017) el valor de esta brecha, de los que casi el 90% tienen que ver con tareas domésticas. De igualarse el tiempo que hombres y mujeres les dedican, las españolas dispondrían de 49,5 millones de horas al día que podrían dedicar a su carrera, su ocio o su bienestar.

Después del verano se irán publicando los informes sobre el resto de brechas: turismo (a cargo de Meliá), movilidad (BMW), educación (Inditex), consumo (L’Orèal), digital (Vodafone), empleo y salario (PwC) y mundo rural (Bankia). Y no son las únicas. “Hay muchas más brechas en la sociedad”, aseguró la directora del comité ejecutivo de ClosingGap. “Hemos empezado por las que tienen mayor impacto económico”.

Pero ClosingGap quiere ir más allá del análisis y el estudio. Su objetivo es ser no solo un centro de ideas teóricas, sino también poner en marcha soluciones concretas. “Los datos son contundentes y te dan argumentos para defender la igualdad, pero es importante pasar a la acción, de ser un think tank a un think/do tank”. Por eso, además del consejo, en el que están representadas todas las empresas participantes, se ha creado un comité ejecutivo que prepara un plan estratégico a tres años y se están poniendo en marcha diversos grupos de trabajo. El primero, el de recursos humanos, comenzó en enero a trabajar en diversas iniciativas y en los primeros acuerdos públicos del clúster, que serán presentados en los próximos meses.